Qandisha: un medio ciudadano para luchar contra la violencia de genero

marruecos

Qandisha se ha convertido en un interesante ejemplo de un medio ciudadano que desarrolla una importante labor en su lucha contra la violencia de género. Se trata de una revista creada en Rabat, Marruecos, basada fundamentalmente en la colaboración femenina. Su objetivo es convertirse en un megáfono para las mujeres trabajadoras, en particular y los ciudadanos en general. Qandisha defiende especialmente las libertades y los derechos universales.

Fedoua Miski, editora y fundadora de Qandisha, destacaba recientemente en IPS News, la importancia que el periodismo ciudadano ha adquirido en este medio en el que, afirma, “sólo el 20% de sus colaboradores son periodistas entrenados profesionalmente”. La razón, argumenta está relacionada con el tipo de temas que abordan, normalmente “cuestiones inquietantes e incómodas” como la violación, el abuso conyugal, la tortura, junto con las leyes regresivas en contra de los derechos de las mujeres.

La mayoría de mis escritores son mujeres que han experimentado esto de primera mano, por lo que hay mucha honestidad en su escritura. A los lectores les encanta eso.

Muchos periodistas ciudadanos, continúa destacando, se interesan mucho por estos temas relacionados con la violencia de género y están dispuestos a colaborar en la difusión de este tipo de información desinteresadamente. En su página podemos consultar el apartado dedicado a sus colaboradoras.

En entrevista con Global Voices, Fedoua Miski, destacaba el precio que a veces tienen que pagar por sacar a la luz todos estos testimonios ya que:

El sitio fue hackeado dos veces, en represalia por los artículos sobre religión o sexualidad. Han sido atacados justo después de la publicación del testimonio de un joven homosexual que vive en Marruecos.

El nombre de este medio, Qandisha, hace referencia a una mujer demonio, conocida en la mitología local. Dicho nombre fue escogido porque, destaca Fedoua Miski, “sabíamos que íbamos a ser demonizados”. Aun así continúan su trabajo en favor de los derechos y libertades de la mujer, apoyando a cientos de periodistas ciudadanas que se convierten en reporteras de su propia realidad con el fin de encontrar una forma de cambiar esta situación.

Deja un comentario

Tu email no será nunca revelado a terceros. Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*