World Pulse: Una red internacional para fomentar el empoderamiento de la mujer

world-pulse

Jensine Larsen, es el nombre de la fundadora de World Pulse, una organización sin fines de lucro creada para tratar de informar de los problemas que afectan a las mujeres en todo el mundo y tratar de buscar soluciones.

Con tan solo 28 años, Larsen creo en 2003 esta iniciativa tras comporbar la poca atención que los medios tradicionales prestaban a los grandes problemas que se viven fuera de nuestras fronteras. El primer número de la revista World Pulse se publicó en 2004 y la revista fue nominada entre otros, a los Premios de Prensa Independiente, en la categoría de: “Mejor Cobertura Internacional” en 2004 y 2005. Pero fue a partir de 2007 cuando comenzaron a aprovechar las ventajas de la red y del periodismo ciudadano.

Rachael Maddock-Hughes, director de estrategia y miembro de World Pulse, señalaba recientemente en IPS News, que esta organización cuenta en la actualidad con  5.000 periodistas ciudadanos. World Pulse, con base en Oregón, EE.UU., entrena a mujeres como activistas sociales a través del periodismo ciudadano.

En la actualidad esta red de medios ha creado alianzas para tratar de salvaguardar los derechos de las mujeres en 190 países. La unión de todas estas voces trata de generar un cambio social en el que la capacitación en habilidades relacionadas con el periodismo ciudadano es fundametal. En su página podemos colaborar a través de donaciones. Por 25 dólares puedes proporcionar un pase de prensa y material para que una mujer sea capacitada como periodista ciudadana, por 100 dólares puedes producir un artículo o historia digital de una mujer en una zona desconocida del mundo o por 250 dólares puedes contribuir a dar a conocer el testimonio de una mujer en foros influyentes como la ONU o el Departamento de Estado de EE.UU., entre otras muchas opciones que puedes consultar.

donacionesWorld Pulse, dio a conocer el terrible caso de Shekina, que tras su formación como periodista ciudadana, se convirtió en la primera mujer en denunciar la mutilación de los senos en su país, Camerún. Ella grabó un video mostrando cómo las mujeres mayores estaban aplicando un hierro caliente en el pecho de jóvenes adolescentes para frenar su crecimiento. El video generó la condena y elevó una demanda total para acabar con la práctica.

Hoy en día esta comunidad en línea se ha convertido en una red internacional que fomenta el empoderamiento de las mujeres en todo el mundo a través de su servicio de noticias interactivo.