De cómo las bitcoins pueden ayudar a financiar proyectos periodísticos

10307551833_09e80df875_z

Ahora, que constantemente nos preguntamos cómo lograrán financiarse los nuevos medios para sobrevivir y de qué manera lo harán, cualquier nueva forma de facilitar estas aportaciones nos devuelve la esperanza. Por eso, que algunos medios digitales decidan aceptar bitcoins (BTC) como una manera colectivista de financiarse, sin restricciones y de forma casi instantánea, es una buena alternativa. A ello hay que unirle el hecho de que algunas plataformas de crowdfunding estén apostando por permitir el uso de esta moneda. No debemos olvidar que gracias a estos sistemas de financiación colectiva muchos proyectos periodísticos han podido salir adelante. Las bitcoins se pueden convertir entonces en un modelo financiero alternativo y sin limitaciones que podrían impulsar nuevos negocios por los que no apostarían las tradicionales estructuras económicas.

Pero para entender cómo podría beneficiar directamente al sector periodístico, es necesario sustraerse a la esencia de esta peculiar moneda. Nació hace cuatro años con el objetivo de convertirse en una forma de dinero virtual que funcionase al margen de cualquier sistema gubernativo o financiero. Actúa de manera autogestionada. Garantiza su transparencia haciendo que todas las transacciones sean publicadas en un libro de contabilidad en línea llamado blockchain. No obstante, se mantiene la identidad personal de sus emisores y destinatarios en el anonimato. Funciona mediante un software de código abierto, supervisado colectivamente, que puede sufrir modificaciones cuando haya un acuerdo común. Esta autorregulación representa una gran amenaza para los regímenes autoritarios, de hecho China ya ha prohibido que las estructuras financieras negocien con esta moneda.

Pero el sistema fue diseñado para que las BTC fuesen creciendo y se fomentasen los intercambios con ellas. Cualquier persona (con unos conocimientos básicos sobre el tema) puede dedicarse a crear bitcoins mediante lo que se ha llamado ‘’minería’’. Esto es, intentar buscar códigos que representen una unidad (es decir, un bitcoin). El problema es que no es tan fácil como parece y se requiere muchísimo tiempo e inversión (bastante más de lo que se obtiene al final) en conseguir uno de estos codiciados códigos. De esta forma se ha conseguido que no sea fácilmente manipulable, pero incentivando de alguna manera su expansión. No obstante, el sistema está programado para paralizar esta creación cuando se llegue a un valor establecido como máximo (21 millones de BTC).

Bitcoin

Pese a que su naturaleza pueda parecer bastante compleja, lo cierto es que están surgiendo muchos soportes que simplifican el entramado, para que solamente haga falta un ordenador y un ‘’monedero online’’ con el que se puedan realizar transferencias y donaciones en todos aquellos establecimientos, instituciones (o incluso particulares) que acepten esta forma de pago. De hecho son muchos los que están empezando a adoptarla. Es aquí donde viene lo interesante y lo que anunciábamos antes sobre las ventajas para la financiación de proyectos periodísticos.

The Freedom of the Press Foundation es una fundación que reúne a distintas organizaciones relacionadas con el periodismo que abogan por la transparencia informativa. Para sustentar su actividad se vale de donaciones que van a parar a la propia organización y a aquellas asociadas que merecen este reconocimiento. Pues bien, viendo el éxito y el crecimiento de esta moneda virtual, el pasado mes de abril anunciaban desde su web que comenzaban la aceptación de bitcoins en estas donaciones. Según sus palabras intentaban evitar servicios más tradicionales de pago como PayPal, Visa o Mastercard, en los cuales ya se han visto limitaciones o denegación de transacciones en función del destino del dinero. Así, con servicios propios como BitPay, se evita cualquier tipo de medida censitaria.

Tampoco las plataformas de financiación colectiva han querido privar de esta nueva forma de pago y ya son muchas las que hacen realidad proyectos mediante bitcoins, de forma única o combinada. Ejemplo de ello son BitcoinStarter o IdeaRápida (que ya ha hecho el anuncio).

Para facilitar la búsqueda de establecimientos en todo el mundo que aceptan esta moneda se ha creado un mapa interactivo. Este mapa funciona con un software libre en el que cualquier persona, con unas sencillas instrucciones, puede añadir y encontrar nuevos sitios. Según podemos ver en él, España es uno de los países europeos en los que se le está dando una acogida más favorable.

CoinMap

Sin embargo, no todo parece claro, y hay expertos que advierten de los peligros. Uno de los principales temores es que en realidad estemos ante una gran burbuja de consecuencias todavía impredecibles. Lo cierto es que es una moneda en plena expansión y que en los dos últimos meses ya ha crecido un 800 por ciento con respecto a su valor relativo en dólares. Su futuro (y lo que pueda aportar al periodismo) es todavía un hecho por ver.

Imágenes | “Bitcoin coin”, de Antana, bajo licencia Creative Commons (CC BY-SA 2.0) y “Bitcoin”, de BTC Keychain, bajo licencia Creative Commons (CC BY 2.0)

Un Trackback

  1. Por De cómo las bitcoins pueden ayudar a fin... on 11 de diciembre de 2013 a las 16:40

    […]   […]

Deja un comentario

Tu email no será nunca revelado a terceros. Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*