10 reglas para los periodistas que usan Twitter

10 reglas para los periodistas que usan Twitter

Los periodistas están en Twitter. Algunos son usuarios muy activos de la red social mientras que otros todavía no se han acostumbrado del todo al mundo de los 140 caracteres. No obstante, ya nadie duda de la importancia de la red de microblogging para el periodismo en general (sobre todo en la difusión de noticias y el debate de los usuarios sobre éstas) y para la figura del periodista en particular (cuya personalidad cobra más protagonismo y se independiza del medio para el que trabaja).

Steve Ladurantaye, periodista de Toronto Globe, ha difundido una serie de consejos para el buen uso periodístico de Twitter. El propio Ladurantaye admite haber cometido multitud de errores (como haber anunciado la falsa muerte del cantante Gordon Lightfoot) y cree que es esencial saber remediarlos para aprovechar todas las posibilidades que ofrece esta creciente red social y así poder llegar a más personas y constituir un periodismo mejor.

Twitter

1. Cuenta a la gente sobre lo que estás trabajando.

Aunque hay que tener cuidado con posibles plagios, mostrar a los usuarios los temas sobre los que se está investigando o escribiendo puede aportar muchos beneficios: nuevas ideas y propuestas, fuentes, diversidad de puntos de vista, etc.

2. Si publicas un artículo, tuitéalo.

Tuitear tus artículos no solo es útil para ampliar la difusión, sino para complementarlos con más información e incluso con datos curiosos.

3. Muestra tus fuentes.

Para que el lector sea consciente de que está consumiendo una información contrastada, es fundamental que el periodista señale sus fuentes. Internet y las redes sociales brindan la posibilidad de compartir y, por ello, es interesante utilizar Twitter para mostrar documentos y sites empleados para la realización del artículo y útiles para contextualizar y comprender el tema.

4. Tuitea cuando haya más público.

Para que los artículos y las ideas del periodista abarquen un público mayor, es muy útil analizar los hábitos de los tuiteros y observar los momentos del día en los que los internautas suelen estar online (después de comer, tras la jornada laboral y por la noche).

5. Atención a los errores.

A pesar de la precaución, los errores son inevitables. Lo importante es percatarse de ellos, eliminarlos, controlar que no se repitan y avisar a la gente que los ha retuiteado, ofreciéndoles más información.

6. Interactúa, pero con moderación.

Es muy beneficioso otorgar feedback a los usuarios contestando a sus tuits, pero hay que evitar iniciar conversaciones que invadan el TimeLine de tus contactos (para los diálogos más largos está el email).

7. Retuitea, pero aporta valor.

Twitter no solo existe para que el periodista difunda su propia información, sino para que comparta y retuitee la de otros usuarios. No obstante, es aconsejable añadir algunos datos o explicaciones al link para que los tuiteros sepan lo que es.

8. No sigas a todo el que te siga.

El periodista ha de ser precavido a la hora de hacer followback a sus seguidores, pues el TimeLine puede convertirse en un auténtico alboroto. La mejor opción es ordenar contactos en listas y grupos.

9. Jamás difames.

Lo que sucede en Twitter, no se queda en Twitter. Todo periodista (y usuario en general) ha de tener claro que lo que se dice en Twitter puede tener los mismos efectos que en el ámbito offline. Insultos, injurias, calumnias y faltas de respeto en general son denunciables y pueden tener graves consecuencias independientemente de que se viertan en las redes sociales.

10. Sé tú mismo.

Si eres divertido, sé divertido. Si eres serio, adelante. Lo más importante en Twitter (y en la vida) es ser transparente y no intentar mostrar otro “yo”.

Además de estas recomendaciones, hay otras esenciales como no difundir ni atribuir rumores, tener cuidado con chistes y bromas que puedan confundir a los usuarios y, sobre todo, no olvidar que Twitter actúa como un espejo de nosotros cuyo reflejo llega a millones de personas, incluidos los directivos y agencias.

Imágenes: “Twitter”, de West McGowan, y “Tweet Up”, de Maryland GovPics, ambas bajo licencia Creative Commons (CC BY 2.0)

Deja un comentario

Tu email no será nunca revelado a terceros. Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*