Procomún y economía colaborativa. ¿Otro futuro ya está aquí?

Procomún y economía colaborativa. ¿Otro futuro ya está aquí?

Esta semana se está celebrando en París el OuiShare Fest (del 2 al 4 de mayo), “una comunidad global y abierta que reúne a cientos de empresarios, makers, diseñadores, investigadores, representantes públicos y otros ciudadanos interesados en impulsar la economía colaborativa”.

En España, son cada vez más las voces que empiezan a hablar de procomún y de sus posibilidades económicas, colaborativas y sociales. Para Antonio Lafuente, investigador del CSIC, el procomún hace referencia a “lo que es de todos y lo que es de nadie al mismo tiempo(…) Son bienes que no se agotan aunque sí se pueden agraviar. El daño se produce cuando aparecen barreras a su uso o alguien los degrada”.

Como señala Mar Abad, redactora jefe de Yorokobu, “su impacto en la economía global no solo se ha dejado notar en la cantidad de dinero que empiezan a mover las compañías basadas en consumo colaborativo. También lo ha hecho en la reducción de emisiones de carbono y residuos sólidos, el dinero ahorrado, las nuevas relaciones que se están creando y un mayor acceso de los ciudadanos a recursos que de otra forma no podrían disfrutar”.

Forbes ha estimado que este sector moverá más de 100.000 millones dólares en 2020 y Google acaba de anunciar que invertirá 100 millones de dólares en Lending Club, una plataforma de préstamos P2P.

El festival OuiShare, que tiene lugar del 2 al 4 de mayo, pretende responder a una serie de preguntas en torno a los ejes principales de la economía colaborativa:

En cualquier caso, estos ejemplos, nos permiten pensar la necesidad cada vez más urgente de acercarnos al procomún y a la economía colaborativa. Como señala Lafuente, “Lo nuevo es pensar el mundo en tres sectores: el público, el privado y el procomún”.

La primera pregunta es, ¿cómo nos acercamos?

Deja un comentario

Tu email no será nunca revelado a terceros. Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*