Consejos para la escritura web: la estructura de un artículo

Consejos para la escritura web: la estructura de un artículo

Recuerdan en Mulinblog que la web requiere de algunas técnicas de narración diferentes de las recomendadas para la escritura tradicional. Y ofrecen en relación con esto algunos consejos para optimizar la escritura web.

Comienzan por definir lo que sería la estructura básica de un artículo —lo que llaman “Anatomy of a functional blog post”—, con los siguientes elementos:

Título descriptivo

El título de un artículo es lo primero que los lectores ven, y ha de ser lo suficientemente descriptivo como para adelantarles lo que van a encontrar si acceden al texto completo. Y también, y no menos importante, porque Google —desde donde llegarán muchos lectores— así lo aconseja. El título es de esta forma la esencia del artículo.

Pero en la era de las redes sociales —y en particular de Twitter— hemos de tener también en cuenta la longitud del texto de ese título. Ha de caber en un tuit, o es recomendable que lo haga, sin dejar de considerar que en su viaje de retuiteos el tuit puede incluir además cierto número de caracteres añadidos: nombres de usuarios, hashtags, etc. Así, el título ha de ser descriptivo pero también conciso.

Párrafo de entrada o entradilla

Entradilla o lead en periodismo, el primer párrafo debe proporcionar a modo de resumen información clave o destacada para que los lectores puedan obtener rápidamente una idea de lo que ofrecerá el resto del artículo, suficiente para decidir si quieren seguir leyendo o no.

Es pues un párrafo clave para captar la atención del lector, y como tal hemos de cuidarlo. La Wikipedia, en referencia a la entradilla periodística, nos explica que este párrafo ha de responder a las seis preguntas esenciales del periodismo, las Seis W: qué (what), quién (who), cuándo (when), dónde (where), por qué (why) y cómo (how). Y también que en él se debe utilizar el esquema de la pirámide invertida; esto es, comenzar por las referencias más importantes para terminar con las secundarias.

Secciones con subtítulos

Ya sea en formato de post o como artículo propiamente dicho, un texto de corte periodístico tendrá a menudo una cierta extensión. En estos casos es recomendable que dividamos ese texto en secciones, antecedidas por un subtítulo.

Los subtítulos ofrecerán información anticipada a los lectores sobre el contenido específico de cada sección, pero también, vistos en grupo, sobre el contenido de todo el artículo, sobre aquello de lo que el artículo habla. Esto es importante cuando escribimos para la Web, donde antes de leer solemos “escanear” los textos rápidamente con la mirada.

Párrafos cortos

Está comprobado que en la lectura en pantalla a la gente no le gustan los textos largos, con párrafos extensos. Frente a esto, una longitud aconsejable serían 3 o 4 líneas de texto por párrafo.

Uso de listas

Siempre que se deba presentar una serie de elementos relacionados entre sí, las listas funcionan mejor que la presentación en paralelo, dentro de un párrafo.

Una buena excusa para usar una lista es la segunda tanda de consejos del artículo de Mulinblog, en la que describen cómo ha de ser un flujo de trabajo en la escritura de artículos digitales:

  • Organizar las ideas o el texto terminado en dos o más secciones, tratando de mantener una longitud uniforme para cada sección. Reescribir si es necesario.
  • Trabajar en un subtítulo para cada sección, que resulte informativo respecto lo que la sección contiene. Cuidar asimismo que los subtítulos en su conjunto sean capaces de explicar de qué habla el artículo en su totalidad.
  • Revisar el artículo e identificar los textos en los que una lista va a funcionar mejor y dividir los párrafos demasiado largos en otros más cortos. Reescribir si es necesario.
  • Trabajar en un título que resuma apropiadamente lo escrito.
  • Trabajar en la optimización SEO (Guía SEO para principiantes de Google, en PDF).

Deja un comentario

Tu email no será nunca revelado a terceros. Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*