A Day Without News?, recordando las bajas del periodismo en zonas de conflicto

A Day Without News?, recordando las bajas del periodismo en zonas de conflicto

Según el informe de Reporteros Sin Fronteras, en el año 2012 resultaron muertos 89 periodistas profesionales y 48 reporteros ciudadanos, en cifras que RSF ha podido constatar como resultado directo de su función como periodistas. En lo que va de 2013, según la misma organización, son ya 8 y 5 los periodistas profesionales y ciudadanos, respectivamente, que han perdido la vida cumpliendo con su labor. Sin contar los que por la misma causa han resultado encarcelados, que en idéntico orden serían 185 y 177.

Las cifras son alarmantes, particularmente teniendo en cuenta que en el pasado 2012, y en conjunto, el incremento de muertes de periodistas por cumplir su labor fue del 49% respecto a 2011. Y que los números que arrojan los apenas dos meses transcurridos de 2013 hacen temer que este año no sea mucho mejor.

Ante esta dramática realidad se ha lanzado la campaña A Day Without News?, que pretende llamar la atención sobre este problema e intentar encontrar medidas frente a él. Así define la propia campaña sus objetivos:

El objetivo de la campaña, que ya cuenta con un amplio apoyo entre la comunidad internacional de medios periodísticos, es el siguiente:

  • llamar la atención sobre el creciente número de periodistas que han sido asesinados y heridos en conflictos armados, en algunos casos como consecuencia de ataques directos de los beligerantes;
  • desarrollar una diplomacia pública, una agenda institucional y legal para combatir este problema de forma más eficaz, e
  • investigar y reunir pruebas en apoyo de casos perseguibles en este área.

El objetivo final es que A Day Without News? pueda generar apoyo popular para la labor de Committee to Protect Journalists, Reporteros Sin Fronteras, Human Rights Watch y otras valiosas organizaciones que se dedican a este tema. A Day Without News? trabaja en estrecha colaboración con estas organizaciones para asegurar que esta campaña sirva a sus misiones —esperamos que el apoyo del público ayude mediante la publicidad, aumentando la presión para el cambio a través de la diplomacia y facilitando la identificación, investigación y enjuiciamiento de los crímenes de guerra cometidos contra periodistas.

Además de profesionales y medios, esta campaña cuenta con el apoyo principal de Naciones Unidas.

Sin olvidar las muertes de tantos periodistas profesionales —y aunque no deja de hacerlo A Day Without News?— nos resulta obligado recordar aquí que el periodismo ciudadano también sufre bajas —el conflicto sirio es un ejemplo—, al igual que Global Voices lo recuerda en un tuit donde conocemos la existencia de esta campaña:

Deja un comentario

Tu email no será nunca revelado a terceros. Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*