Change.org como fuente de historias periodísticas

Change.org como fuente de historias periodísticas

Change.org se ha afianzado como una de las principales plataformas de peticiones online, referente obligado si queremos analizar los métodos y vías del actual activismo digital. Desde esa plataforma se lanzan campañas relacionadas con los más diversos temas, ya sean de alcance local, nacional o incluso internacional.

Estas campañas son iniciadas con frecuencia por simples ciudadanos, a veces afectados por el asunto que denuncian y contra el que solicitan apoyo. Así, detrás de esas iniciativas hay historias personales, que bien pueden servir al periodismo para aportar un enfoque humano a la fría concisión de los titulares.

Esa perspectiva periodística podría ser encuadrada en lo que conocemos como periodismo social y un artículo de Journalism.co.uk que trata esta relación entre Change.org y periodismo define como “campaigning journalism”. Dicho artículo remite a las declaraciones de Katherine Sladden, de Change.org —publicadas en formato podcast en Journalism.co.uk—, en las que explica las diferentes formas en que la plataforma puede ser utilizada con fines periodísticos.

Sladden afirma que últimamente hay un incremento del interés periodístico sobre esas historias que se esconden tras las peticiones, y cita algunos ejemplos de “campaigning journalism”, como el relacionado con la campaña End Child Detention Now, por el que su autora, Clare Sambrook, recibió diversos premios.

En el lado opuesto, el de los medios lanzando sus propias campañas, cita Sladden el ejemplo de Equal Partners de The Independent. Estas iniciativas, afirma la activista, sirven a los medios para atraer audiencia comprometida. Los lectores —explica— no solo leen la historias, sino que también comentan y debaten, e incluso se sienten animados para lanzar sus propias peticiones.

Frente a otros sistemas de activismo online donde la iniciativa parte de organizaciones, Change.org —precisa Sladden— promueve que sean los individuos, los ciudadanos, quienes a título personal lancen sus peticiones. Esto significa que esos ciudadanos son a menudo parte protagonista de las historias que promueven o apoyan. Historias que pueden ser investigadas por el periodismo con la colaboración de las personas implicadas.

Termina Sladden explicando que la plataforma incluye un motor de búsqueda que puede ser de utilidad para que los periodistas encuentren campañas relacionadas con el tema que investigan y contacten con los usuarios de esas peticiones. Otra vía es dirigirse directamente al equipo de Change.org, que ayudará a los periodistas a contactar con las personas que han iniciado la campaña que les interese.

Imagen | Flickr de Ryan Resella bajo licencia Creative Commons

Deja un comentario

Tu email no será nunca revelado a terceros. Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*