Los medios sociales y la prevención de conflictos

Los medios sociales y la prevención de conflictos

La eclosión de los medios y redes sociales abonó el crecimiento de la participación ciudadana en la política y los asuntos sociales, y hoy ya nos resulta algo natural que a través de esos medios y redes los ciudadanos no solo informen sino que también se organicen para proponer acciones de protesta y cambio. Desde esas plataformas se presiona a los gobiernos, se empodera a la sociedad civil, se denuncian los abusos contra los derechos humanos…

Pero existe otra función de esos medios y redes que está siendo objeto de estudio: su papel en la prevención y mitigación de conflictos. En un esfuerzo por comprender mejor esa función, el Center for Preventive Action (CPA) celebró recientemente un taller sobre “Medios Sociales y Prevención de Conflictos” en el que participaron expertos del mundo académico, la industria y el gobierno de Estados Unidos.

A partir de ese taller, Micah Zenko consultó a varios de esos ponentes planteándoles la siguiente pregunta: “¿Cómo se pueden aprovechar los medios sociales para prevenir y gestionar los conflictos violentos?”.

Las diversas respuestas de los expertos, interesantes todas ellas, se pueden conocer en el blog de Zenko, pero traemos aquí la de uno de ellos, el Dr. Sheldon Himelfarb. Cree Himelfarb que la mejor respuesta a esa pregunta se puede encontrar en lo que comunidades de todo el mundo ya están haciendo con los medios sociales para tratar de mitigar las causas de la violencia. Estos son los ejemplos que cita:

Fomento del diálogo interétnico: En Irak hay una iniciativa de estudio de la resolución de conflictos de la red de jóvenes SalamShabab.com, con un programa de televisión y una página en Facebook, cuyas investigaciones muestran nuevas actitudes en la tolerancia étnica entre ellos. También está YaLa-Young Leaders, un movimiento basado en Facebook con casi 300.000 seguidores, formado por jóvenes israelíes, palestinos y de otros países en Oriente Medio, que hacen campaña en contra de los conflictos violentos.

Seguimiento de las elecciones: Prácticamente todas las elecciones hoy en día son monitorizadas por ciudadanos en todos los aspectos, desde la violencia al fraude, utilizando diferentes plataformas sociales. En Kenia y Sudán del Sur, por ejemplo, se llevaron a cabo referendos que se consideraron exitosos en términos de prevención de la violencia, con las redes sociales como pieza clave en las herramientas de la sociedad civil.

Prevención de la violencia de pandillas: La penetración de Twitter en Brasil se encuentra entre las más altas del planeta, y las comunidades brasileñas de las favelas dicen que ha sido un factor de ayuda para reducir tanto las pandillas como la violencia policial. También se pueden ver programas similares en otros lugares.

Prevención de conflictos sobre recursos: Redes de alerta temprana como CEWARN en el África subsahariana tratan de aprovechar los medios sociales, junto con la información de los satélites y la de los medios de comunicación tradicionales, para prevenir los conflictos con la tierra, el agua y otros recursos.

Elaboración de constituciones: Hemos visto los esfuerzos para utilizar los medios sociales en países en transición como Egipto para ayudar a elaborar constituciones contando con la opinión de los ciudadanos, aunque no siempre con mucho éxito. Pero incluso en Egipto, como en Marruecos e Islandia, las comunidades están aprendiendo mucho sobre el crowdsourcing para la redacción de una constitución, y esto seguirá avanzando sin duda.

Protesta contra la violencia: Muchos habrán oído hablar de la campaña “Un millón de voces contra las FARC”, lanzada en Facebook en 2008 y dirigida a reunir a millones de personas de todo Colombia y en todo el mundo para protestar por las tácticas violentas de la guerrilla de las FARC.

Imagen | Flickr de Witness bajo licencia Creative Commons

Deja un comentario

Tu email no será nunca revelado a terceros. Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*