Noticias en formato tablet, un futuro muy presente

Steve Jobs abrió el camino con su iPad. Samsung continuó el sendero de las tablets, y a día de hoy libran una de las más “encarnizadas” batallas electrónicas. Pero es que estas 10 pulgadas mágicas hacen verdaderas maravillas.

Lee. Observa. Comparte. Crea y vuelve a compartir. Mil y una funciones que provocan una histeria colectiva y unas colas al raso para ser los primeros en disfrutar de las ventajas de una herramienta que se ha convertido en prácticamente algo imprescindible.

Toda acción produce una reacción. ¿Pero cómo afecta realmente la aparición de las tablets al periodismo? Vemos como la prensa se está reinterpretando. Renovarse o morir, es la ley que impera en nuestro días.

Vivimos la revolución tablet. Aproximadamente el 53% de las personas que poseen una se informa cada día gracias a ella. Y el 11% de los estadounidenses tiene una (imaginémonos en todo el mundo, ya que ellos no son los reyes del mambo; quizás en “four more years” lo consigan).

Esto es mucha gente, sí. Mucha gente que ya no baja al kiosco, sino que busca una inmediatez y gratuidad en sus noticias, haciendo mella paulatinamente en la prensa escrita.

Pero la voluntad del pueblo siempre ha de ser cumplida. Así que surgen nuevos departamentos y especialistas que hacen malabares para cuadrar las cuentas de las empresas y buscar nuevas formas de aproximarse al lector. Nuevos formatos de prensa electrónica, alguna de pago, que ofrece una amplia variedad de contenidos en una simple app. Un mero dedo grasiento puede descargarse El País, El Mundo o el New York Times; un toquecito y un mundo de noticias e imágenes aparece ante nosotros.

Aparece aquí también la figura del periodista amateur, ciudadano. Con los millones de comentarios que circulan diariamente por los distintos periódicos, criticando y alabando artículos y reportajes. Desde el sofá de casa o la línea 10 de metro, todo vale. Y todo a través de una tablet o en su defecto un smartphone. Tecnología que revoluciona las editoriales clásicas y que vuelve locos a jefes de redacción. Ya que al fin y al cabo, si lo que antes costaba euro y medio ahora es gratis, ¿cómo se cubre ese enorme agujero? La publicidad es la clave en la mayoría de los casos, pero no siempre es fructífero. Entran pues en juego diversos factores que tienen papeles determinantes en las relaciones empresariales.

Las tablets no son el futuro. Son el presente. Al igual que el resto de dispositivos, que hacen que la prensa digital supere con creces a la escrita. Si no, ¿por qué uno de los periódicos más vendidos en España, sino el que más, ha sufrido un ERE recientemente? Un ERE que va más allá del propio significado del acrónimo. Según Maruja Torres, no es un despido, se trata de una desmantelación. Y una desmantelación de lo mejor que hay en España.

Por lo tanto, hay que trabajar para equilibrar esta balanza o apostarlo todo a una carta. La Red es un (ene)amigo muy potente, cada uno que lo interprete como quiera, por lo que la prensa digital es cada día un medio más fuerte.

Decidle adiós a los montones de periódicos acumulados sin sentido y a vuestros codos negros por la tinta. Decidle hola a vuestros pulgares más grandes por utilizar tanta tecnología (o eso decía Lamarck…).

Imagen | Flickr de Byrion Smith

Tags from the story
,