Propublica se propone investigar los errores médicos con la ayuda de las redes sociales

ProPublica es una organización sin fines de lucro basada en el periodismo de investigación en línea, galardonada en varias ocasiones con el premio Pulitzer por investigaciones como “The Wall Street money machine” o el premio a “la mejor investigación periodística”, en colaboración con el New York Times.

Paul Steiger, antiguo director de The Wall Street Journal, puso en marcha ProPublica a finales de 2007, como un modelo alternativo al periodismo de investigación tradicional y esto es lo que se han propuesto nuevamente con “Patient Harm Community”, nombre del grupo que ha creado en Facebook para investigar sobre los errores médicos que afectan a un gran número de pacientes.

A través de la participación ciudadana, las redes sociales y el crowdsourcing, Propublica se propone sacar a la luz todo tipo de casos relacionados con este delicado tema abriendo un espacio para que todo aquel que desee participar cuente sus experiencias. Posteriormente, un equipo de periodistas profesionales se encargará de realizar una investigación en profundidad sobre el tema, como ya han hecho con la iniciativa ciudadana dirigida a investigar el plan de estímulos económicos del Gobierno de los EE.UU a través de “ProPublica Reporting Network”.

Marshall Allen y Olga Pierce son los nombres de los periodistas encargados de moderar esta comunidad. Marshall ha cubierto la información relativa a este tipo de cuestiones médicas desde el año 2006. Sus investigaciones publicadas en Las Vegas Sun, titulada: “Do No Harm: Hospital Care in Las Vegas,” , ganó el Premio de Periodismo de Investigación Goldsmith y fue finalista al Premio Pulitzer. Olga Pierce está especializada en cuestiones políticas relacionadas con los seguros, y con el periodismo de datos. Por si fuera poco, Daniel Victor y Blair Hickman, miembros del equipo de medios de comunicación social de ProPublica, supervisarán la investigación.

Tal y como ellos mismos nos cuentan en la declaración de intenciones que publican en su Web, el objetivo de esta investigación es hacer público, con la ayuda de la ciudadanía y de expertos en la materia, “proporcionar enlaces a los últimos informes, investigaciones y propuestas políticas”, usando para ello las redes sociales:

Con Facebook, queremos construir una comunidad de personas – pacientes, así como médicos, enfermeras, reguladores y ejecutivos relacionados con la atención de la salud y otros – que están interesados ​​en discutir los daños al paciente, sus causas y soluciones.

Esta experiencia nos muestra, una vez más, nuevas formas de implicar a la ciudadanía en una redacción periodística tradicional para poner en práctica nuevas formas desde las que enfrentarse a la profesión periodística contando para ello con la participación ciudadana, una estrategia que beneficia a ambas partes según nos cuentan en Nieman Lab:

Mediante la creación de un grupo que existe fuera de ProPublica, la redacción de noticias favorece una discusión que sus periodistas pueden aprovechar, pero también en la que los participantes pueden tomar sus propias decisiones.

Foto: Flickr Darcier bajo licencia CC.