Howard Rheingold y las habilidades del nuevo periodista

Las nuevas tecnologías están introduciendo numerosos cambios que afectan a todos los ámbitos de nuestra vida. El entorno de las comunicaciones es uno de los que se han visto más afectados y con él, la enseñanza del periodismo. Sobre cómo han cambiado estudiantes, profesores y la carrera de periodismo debaten Roland Legrand en PBS/mediashift con Howard Rheingold, escritor, profesor de periodismo digital en la Universidad de Stanford, escritor y creador del concepto “multitudes inteligentes” o “Smart Mobs”.

Howard Rheingold, nos habla de cómo se enfrentan al nuevo panorama informativo los “nativos digitales” que todavía no parecen haber integrado demasiado estas herramientas al ámbito educativo. Así lo confirman la investigación empírica Eszter Hargittai’s y el último informe de the Pew Internet .

La necesidad de conocimiento de los estudiantes de periodismo hoy en día cambia a gran velocidad, de ahí que Rheingold señale la necesidad de aprender a contrastar nuestras fuentes, comprobar la veracidad de la información que manejamos como un ámbito de especial interés. Una cuestión fundamental para ello es manejar las redes sociales y saber rodearte de una red de contactos interesante.

Rheingold nos propone una fórmula compuesta por  “las herramientas de hoy y de mañana”. La nueva labor del periodista consiste en manejar lo mejor posible estos dos ámbitos contrastando fuentes y manejando las plataformas sociales queahora son parte de la labor diaria del periodista.

Los periodistas no tienen audiencia, tienen un público que puede responder de forma instantánea y global, positiva o negativamente, con mucho más poder que el que podrían tener las tradicionales cartas al director.

¿Dónde fijar entonces los límites de esta necesidad del nuevo periodista de adquirir habilidades relacionadas con la tecnología?. Según Rheingold, bastaría con el aprendizaje de un lenguaje de programación sencillo  como JavaScript :

Gran parte del periodismo está en la red – informantes, públicos, periodistas, equipos de periodismo. No tienes que ser el mejor editor de vídeo del mundo – a veces te unirás a los editores de vídeo y otros – pero todos los periodistas deberían saber cómo insertar un vídeo digital rápidamente y de forma sencilla.

Otro de los ingredientes fundamentales del nuevo periodistas es “la atención”, un tema que Rheingold aborda en  uno de sus últimos libros, “Net Smart“, (“Red Inteligente”), en donde ofrece ideas y consejos prácticos acerca de la alfabetización que necesitan los nuevos estudiantes de periodismo. Según Rheingold la “atención” debería incluirse entre las enseñanzas básicas fundamentales de los medios de comunicación y las escuelas:

la atención es el instrumento fundamental que utilizamos para aprender, pensar, comunicarnos, decidir, sin embargo, ni los padres ni las escuelas dedican tiempo ayudando a los jóvenes a aprender a gestionar los flujos de información y controlar las formas en que despliegan su atención.

Otros de los temas que destaca son: la detección de la información-basura para lo que es fundamental “aprender algunas habilidades críticas básicas para evaluar la información” en un entorno en el que, apunta, toda información debe ser verificada ya que “la autoridad del texto se ha ido para siempre”.

Ahora que cualquiera puede publicar cualquier cosa y los motores de búsqueda suben información inexacta, errónea, y desinformación, junto con reclamos precisos, el consumidor, no el productor de la información, debe comprobar la validez de las reclamaciones.

Las personas que “antes conocidas como el público” están participando muy activamente, señala. “Las personas participan en la construcción del valor de lo cotidiano”.

Conociendo la importancia de la participación y la manera de participar de repente se ha convertido no sólo en una habilidad de supervivencia individual, sino una clave a gran escala del cambio social.

Conocer la forma de participar es sólo el primer paso. Conocer la forma de colaborar se ha convertido en esencial para las personas que quieren tener éxito en el siglo 21 y para la salud de la cultura que está emergiendo.

La inteligencia colectiva, las comunidades virtuales, las multitudes inteligentes, el crowdsourcing, la producción social, el número de opciones es muy amplio. Entre las opciones más novedosas Howard apunta hacia el “aprendizaje peer to peer”, que da forma a lo que han denominado como  “Peeragogy”:

es como la pedagogía peer-to-peer, autodidactas colaborando a través de una variedad de medios de comunicación social para crear, ofrecer y aprender un plan de estudios acordado (que ellos mismos componen).

Imagen de previsualización de YouTube
Tags from the story
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *