#Siria prohibe el uso de iPhones para frenar el ascenso del periodismo ciudadano

El destacado papel que la telefonía móvil ha jugado en la primavera árabe en general y las revueltas sirias en particular ha llevado al gobierno a prohibir los iPhones. Según nos cuentan en la BBC, la medida responde a “un intento de controlar la información que sale del país” ya que la mayor parte de las imágenes de las protestas en Siria de los últimos meses han sido filmadas con smartphones o teléfonos inteligentes.

La difusión de fotos y especialmente de vídeos situaron a Siria como protagonista de la llamada “Revolución Youtube”, según expertos como Radwan Ziadeh, fundador y director del Damascus Center for Human Rights Studies en Siria.

Según la BBC:

en un comunicado emitido por el Departamento de Aduanas del Ministerio de Economía Sirio visto por los medios de comunicación libaneses y alemanes, las autoridades “recomiendan no utilizar el iPhone en Siria”.

La ONU cree que 4.000 personas han muerto en Siria desde marzo.

El comunicado también prohíbe, al parecer, la importación de iPhones, lo que aún no sabemos es la reacción de Apple a la medida. Por el momento, y mientras los funcionarios gubernamentales advierten a cualquier persona contra el uso del iPhone en Siria, no parece que la medida esté afectando a otros teléfonos inteligentes.

Desde el inicio de las revueltas el periodismo ciudadano se convirtió en un fenómeno fundamental para difundir información y dar a conocer en el mundo lo que estaba sucediendo en el país, algo imposible hasta el momento. Los testimonios de la ciudadanía han permitido poner cifras y dar una dimensión real a estas revueltas que han hecho a la prensa internacional, así como a las organizaciones de derechos humanos, poner sus ojos en lo que está sucediendo para tratar de frenar esta situación.

En entrevista con CS Monitor Malath Aumran, un joven estudiante de ciencias políticas y uno de los activistas sirios de referencia, destacaba como a través de la información difundida a través de las redes sociales están logrando mostrar al mundo lo que los medios tradicionales no pueden contar y luchar así contra la impunidad gubernamental:

le estamos diciendo al gobierno que si disparan y matan a la gente las fotos estarán en línea y en la televisión cinco minutos más tarde.