The Guardian se acerca un poco más a sus lectores con #opennews

Este diario británico ha sido durante mucho tiempo un pionero en el lanzamiento de iniciativas dentro del ámbito del periodismo participativo y ciudadano. En esta ocasión nos sorprende con un “experimento”, en principio, muy ambicioso en términos de participación de los lectores: esta semana han anunciado que abrían a los lectores su lista de noticias, uno de los secretos mejor guardados de cualquier periódico.

Evidentemente, no se trata de poner a disposición del público las historias en elaboración o las líneas de investigación abiertas por sus reporteros; no. Se trata, como ellos mismos insisten, de un “experimento” que se lanza con bastantes precauciones, aunque con bastante sentido común y que ya se ha probado con éxito en algún otro medio, como el Norran, un periódico regional sueco.

El experimento consiste en publicar en su blog “Inside The Guardian” una parte de las historias en las que trabajan sus reporteros -solo de las secciones nacional, internacional y de economía y empresa-, junto con el contacto en Twitter de los periodistas responsables de cada noticia. Para complementar este esquema tan sencillo, proponen la utilización de la etiqueta #opennews para sugerir noticias y líneas de investigación al periódico.

Leyendo el anuncio de esta iniciativa, aparte del sentido común que demuestra la sencillez de su implementación, llama la atención, como era de esperar en una cabecera del tipo de The Guardian, la enorme precaución que expresan advirtiendo que pueden abandonar esta práctica en ante cualquier señal de que es motivo de pérdida de competencia o si no tiene el tirón esperado.

Por otro lado, desde el punto de vista del periodismo ciudadano, la experiencia supone un buen ejemplo de cómo se pueden adoptar soluciones sencillas para nuestros propios medios ciudadanos: más de una vez hemos ilustrado en nuestras actividades de formación cómo se puede estructurar el trabajo de una redacción con un simple GDocs que haga las veces de newslist compartida por redactores y editores, un simple blog en WordPress como soporte editorial y un poco de Twitter como herramienta de comunicación en tiempo real. Ahora podéis ver cómo un medio comercial de referencia aprende, en vivo y en directo, a sacarle partido a la Red, considerada antaño Terra Incognita plagada de peligros insospechados.

Tags from the story
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *