Ushahidi lleva el crowdsourcing a 132 países en todo el mundo

El crecimiento de la plataforma de código abierto Ushahidi desde su puesta en marcha ha sido exponencial. Usahidi se creó durante la crisis electoral vivida en Kenia en 2008, para que los ciudadanos pudiesen informar en tiempo real de los actos de violencia o incidentes de relevancia y plasmarlos en un mapa.

– Entre los muchos usos de esta plataforma encontramos casos como los de Kenia, en donde los pequeños agricultores utilizan iCow, un servicio de información móvil y Web que funciona con el Crowdmap de Ushahidi, para enviar mensajes de texto sobre recursos agrícolas que localiza en un mapa, ayudando a los agricultores en las zonas rurales a encontrar lo que necesitan para mejorar su forma de vida.

– En Indonesia, Waspada permite a las personas con teléfonos móviles e Internet informar y geolocalizar la delincuencia minuto a minuto en un mapa de Jarkata. El proyecto también utiliza Crowdmap, y pronto contará con un foro para hablar de delincuencia, proporcionando un análisis mensual sobre el crimen, una sección de objetos “perdidos y encontrados” y una aplicación web para rastrear los bienes perdidos o robados.

Una de las últimas aplicaciones de las que os hablamos en PC es Wikinarco.com, un mapa interactivo para luchar contra el narcotráfico en México. Algunas de las últimas aplicaciones de esta plataforma han sido destinadas a cubrir la información del vertido de petroleo en el Golfo de México, la huelga general celebrada en España el año pasado o la huelga en el metro de Londres.

Ushahidi consiguió dos de su principales hitos durante los terremotos de Haití y Chile. El New York Times destacaba su trabajo como un nuevo paradigma de la comunicación y gestión de la solidaridad en situaciones de crisis. Además, su trabajo era reconocido en la ceremonia de los premios ‘BOBs 2010 como mejor Weblog del año.

Puedes consultar la lista completa de países que utilizan Ushahidi, en su sitio web, por el momento ya han logrado llegar a 132 países en todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *