Pakistán intensifica la censura en Internet

Jillian York, Directora de Electronic Frontier Foundation en San Francisco destaca en Al Jazeera el recrudecimiento de la censura en Internet que está viviendo Pakistán.

Cuando los sitios web son bloqueados en un país con más de 20 millones de usuarios de Internet, la gente suele notarlo.

El último incidente relacionado con la censura nos lleva al bloqueo de al menos 13 de los proveedores de servicio de Internet (ISP) del país, de la página web de la revista Rolling Stone. El bloqueo sucedió poco después de la publicación de un artículo que destacaba “la locura del gasto militar” en Pakistán, escrito por el blogger Matt Taibbi. Frente a la censura del sitio algunas voces defienden que el bloqueo fue debido a otras razones, como la publicación de innumerables imágenes de mujeres con poca ropa. Sin embargo, el sitio Bytes For All, defensores de la libertad de expresión, ha señalado que la mayoría de los principales sitios web de pornografía no son censuradas en el país.

Según comenta York, la censura de esta revista abre una nueva brecha en favor de la censura de “información políticamente sensible”.

Mientras que en el pasado, los contenidos que se consideran blasfemos u ofensivos para el Islam han sido objeto de censura tanto online como offline, nuevas evidencias se abren paso a través de OpenNet Initiative quien informa de la existencia de un mayor control de Internet por parte de varias agencias de información de Pakistán.

Otras web que también han sido bloqueados, incluyen varios sitios de noticias relacionadas con Baluchistán, donde existe un fuerte movimiento nacionalista de independencia.

Pakistán también ha sufrido la persecución y censura en la red por la publicación y  alojamiento de contenidos blasfemos. En 2006, la plataforma de blogs Blogspot fue bloqueada después de la publicación de las polémicas “caricaturas de Mahoma”. La prohibición se extendió por más de un año.

La publicación de “pornografía” sigue siendo otro de los objetivos de la censura bajo el argumento de que :

incluso en los países avanzados, los [proveedores de servicios de Internet] han llegado a acuerdos para bloquear todo el material pornográfico, para que los niños no pueden acceder a él.

Los defensores de la libertad de expresión han mostrado su malestar con la situación actual y la política que otorgan poder a los ISP para implementar técnicas de filtrado permitiendo a los proveedores de servicios agregar sitios a sus listas negras en el futuro, sin supervisión gubernamental. Este tipo de censura, argumenta York, “difumina la línea entre la empresa y el gobierno, por lo que es difícil para los ciudadanos impugnar este tipo de decisión.”
Vía/ Al Jazeera