La “Primavera Árabe” fortalece la vitalidad del periodismo en Oriente Medio

Las revueltas vividas en el norte de África, (Túnez, Egipto, Siria o Libia) conocidas como la “Primavera Árabe”, no sólo han servido para volver a dignificar el papel de los periodistas ciudadanos, sino que ha revitalizado el panorama informativo en su conjunto.

Desde Editorsweblog se hacen eco de las conversaciones organizadas a través del Institute for War & Peace (IWPR) entre periodistas iraquíes e Ingleses pertenecientes a Al Jazeera sobre las nuevas posibilidades que la Primavera Árabe ha abierto en el entorno del periodismo en la región.

Dichas conversaciones confirman la utilidad de las contribuciones ciudadanas, sobre todo de los vídeos enviados a través de teléfono móvil, pero subrayan también la importancia de verificar las fuentes. Estas nuevas formas de comunicación que ponen de relieve la utilidad del uso de las redes sociales y especialmente de la participación de los ciudadanos, “son a la vez un desafío y una ventaja para la industria, pero puede ser aún más importante en países como Irak, donde los recursos son limitados y la cobertura informativa es difícil”.

En un artículo de opinión para Juneau Media, Zoe Holman predice el fin de los medios de comunicación estatales en la región. El artículo afirma que el objetivo de los nuevos medios en el mundo árabe será el de “mantener la integridad editorial y capturar la atención de un público más tecnológicamente avanzado”.

Las nuevas fuentes han cambiado totalmente el panorama informativo en el mundo árabe y en la actualidad los periódicos están aprendiendo a adaptarse a los contenidos digitales y a la integración del periodismo ciudadano y el tradicional. Un buen ejemplo lo encontramos en la cobertura ofrecida por Al-Jazeera en Túnez sin tener ningún corresponsal allí. La proliferación de periódicos en la región es una buena noticia para la prensa en Oriente Medio, y la prueba es que, apuntan, tanto los ciudadanos como el periodismo profesional en su conjunto tienen el poder de tomar el control del panorama de los medios de comunicación.

Vía/ Editorsweblog Foto: Flickr/krezk