La protección legal de periodistas ciudadanos y blogueros a debate

La consolidación del periodismo ciudadano va acompañado, necesariamente, de un apoyo legal que ofrezca protección a reporteros y blogueros.

El caso de la bloguera Shellee Hale ha puesto nuevamente sobre la mesa el debate sobre el derecho a la protección de la confidencialidad de las fuentes. Un tema del que encontramos precedente en California en el 2006, cuando el Tribunal de California dictaminó que tres bloggers que escribieron acerca de Apple pudieran conservar el anonimato de sus fuentes. La mayoría de los estados tienen actualmente “leyes escudo”, pero tan solo algunos tribunales han dictaminado que las leyes que amparan a los periodistas tradicionales puedan también proteger a blogueros y periodistas ciudadanos.

¿Tienen los mismos derechos blogueros y periodistas?, la cuestión no es nueva y la apelación interpuesta por Shellee Hale, confirma la decisión del Tribunal de Primera instancia que estableció que Hale no puede ser protegida por las mismas leyes que los periodistas tradicionales al no pertenecer, según afirma el Citizen Media Law, a un medio de comunicación “legítimo”.

La Sociedad de Periodistas Profesionales (SPJ) y el Comité de Reporteros Por la Libertad de Prensa han decidido unir sus fuerzas para evitar la restricción de las leyes escudo, que permiten a los periodistas no revelar sus fuentes de información. Según informa Editor & Publisher, y reproduce Summer Harlow, ambos organismos consideran que la ley debe interpretarse de manera más amplia para incluir la protección de proveedores de contenidos en línea.

el Estado debe interpretar la ley de protección  ampliamente  para incluir a los proveedores de contenido en línea cuando tengan la intención de recopilar información para difundir y contribuir al intercambio libre de ideas.

Otro popular caso fue el del bloguero Josh Wolf, encarcelado por negarse a rebelar sus fuentes, la trascendencia de lo ocurrido llevó al rodaje de un documental.

En esta dirección se están dando los primeros pasos con propuestas como la del portavoz para la protección del derecho a la libertad expresión de la ONU Frank La Rue, cuya intervención en la 65a sesión de la Asamblea General de la ONU destacaba la necesidad de protección de los periodistas ciudadanos:

“Dado que, por su carácter, los periodistas ciudadanos están más aislados, son más vulnerables a las agresiones que los periodistas profesionales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *