Rimjin-gang: Periodismo ciudadano desde Corea del Norte

Desde The NationJoanna Chiu nos acerca la historia de Lee Jun, que califica como uno de los precedentes del periodismo ciudadano de Corea del Norte, uno de los países más represivos hasta el momento.

En 2004 Lee Jun consiguió cruzar la frontera de Corea del Norte a China con una memoria flash con fotografías y vídeos sobre las difíciles condiciones de vida de sus ciudadanos. Rimjin-gang, utilizó estos testimonios para convertirse en una de las primeras publicaciones de “periodismo ciudadano” norcoreano.

Precisamente en los regímenes políticos en los que la libertad de expresión se encuentra seriamente amenazada el periodismo ciudadano se ha convertido en una gran herramienta de comunicación. En Corea del Norte todavía puedes resultar condenado a cadena perpetua o a la pena de muerte por lo que Chiu denomina “contrabando de información con el mundo exterior, que es exactamente lo que la revista Rimjin-gang pretende hacer”.

Rimjin-gang se lanzó en 2007 como la primera revista sobre Corea del Norte escrita por coreanos del Norte. Recientemente ha publicado su primera antología en  Inglés para acercar sus contenidos a un público occidental con los mejores reportajes, entrevistas y fotografías de los últimos tres años.

En 2002, Ishimaru Jiro, director y editor de Rimjin-gang, en colaboración con Asia Press, puso en marcha cursos de capacitación de periodistas de Corea del Norte para crear esta publicación. En 2003, Ishimaru entrenó a su primer alumno, Lee Jun, gracias al cual se inició esta publicación, y también el libro: Rimjin-gang–News from Inside North Korea.

En una entrevista con La Nación, Ishimaru explica las peculiaridades de estos cursos de capacitación que se realizan en zonas aisladas, bajo seudónimo y por poco dinero:

estos periodistas están arriesgando sus vidas porque creen que su trabajo podría marcar la diferencia para el futuro de su país. Una vez que recogen suficiente información y material de archivo de fotos y de vídeo, la única manera de que puedan devolver los archivos de nuevo a Ishimaru es cruzar de Corea del Norte a China con unidades flash ocultas en su ropa.

Vía/ The Nation, CPJ Blog, JapanTimes