HiperBarrio se convierte en Corporación y afronta nuevos proyectos

Desde que comenzaron su andadura con el apoyo de Rising Voices, el grupo ConVerGentes y su proyecto de periodismo ciudadano HiperBarrio no han dejado de fijarse nuevas metas y trabajar por expandir esa experiencia que ha cambiado la imagen que en Internet se proyectaba de su barrio, La Loma de San Javier en Medellín, Colombia.

De aquellas primeras y escasas informaciones que en la Red hablaban de conflictos y violencia se ha pasado a reconocer La Loma como la cuna y germen de un movimiento que explorando nuevas formas de expresión y comunicación digital persigue el crecimiento personal de la juventud y la mejora de la sociedad en su conjunto:

Nuestros principales intereses son el periodismo ciudadano, la memoria histórica y cultural de nuestras localidades, las Bellas Artes, la libre expresión y la Cultura Libre y abierta para todos.

Nos mueve e inspira la transparencia en los intercambios sociales, la defensa del bien público y  la cooperación e intercambio de todos los seres humanos, no sólo de aquellos que históricamente han resultado privilegiados por razones económicas o sociales.

La Biblioteca Pública Piloto de San Javier La Loma es el centro de operaciones del grupo, y según explican ha sido un hervidero de actividad y entusiasmo en estos últimos tiempos. El volumen y envergadura de los proyectos en que los muchachos y muchachas de HiperBarrio se han venido involucrando progresivamente aconsejaba una mayor nivel de organización para el grupo, y en esa tarea han puesto sus energías.

Como resultado de ese empeño, HiperBarrio es ya una Corporación registrada, una organización sin ánimo de lucro desde la que afrontar con mayores garantías de éxito sus iniciativas:

Los tres últimos meses de HiperBarrio han sido de locura. Se impuso la necesidad de convertirnos en una Corporación para poder expandir la experiencia. Crearla fue fácil en el sentido en que todos los miembros aprobaron los estatutos, pero la tarea de registrar la Corporación ante las autoridades se ha vuelto una lucha contra los molinos de viento de la burocracia y contra la ausencia de información sobre los procedimientos a seguir.

Pero estamos a punto de obtener la Personería Jurídica para Hiperbarrio. Esto nos permitirá seguir creciendo en la medida que podremos ser contratados por instituciones públicas y privadas. Pero también conlleva una serie de responsabilidades. Vamos a ser más visibles y por lo tanto vigilados por organismos de control fiscal. Estaremos obligados a llevar registro no solo de todo lo que hacemos sino de cómo lo hacemos. HiperBarrio llega a la mayoría de edad.

Un paso adelante en la trayectoria del grupo que implica también un mayor nivel de compromiso y dedicación:

El trabajo apenas comienza: como institución educativa tenemos que cumplir una serie de requisitos de ley para poder obtener la licencia de funcionamiento que nos permita trabajar en Medellín y en otros municipios. Eso implica definir un programa de estudios y talleres, estructurado de acuerdo con lo establecido por el decreto 4904 del 16 de diciembre de 2009, obtener el registro de dicho programa ante la Secretaría de Educación Municipal; estructurar el plan de estudios de ese o esos programas y muchas otras cosas más. El trabajo al que nos enfrentamos es enorme. […] […] Muy pronto se firmará además el contrato entre la Fundación EPM La Red de Bibliotecas e HiperBarrio para crear nuevas comunidades en 3 bibliotecas de Medellín (Villatina, La Esperanza y Santa Elena).

Esto se suma al proyecto que Cati Restrepo entregó a la Secretaría de Mujeres del municipio, con el fin de poder invertir los dineros del Premio Mujeres Talento en las 2 experiencias más que se realizarán en el Corregimiento de San Cristóbal. Esto nos enfrenta al reto de implementar los talleres de HiperBarrio en 5 comunidades nuevas. Un avance notable.

Esta labor implica que de febrero a junio de este año, debamos desarrollar 20 talleres para la Fundación EPM y 60 talleres para la Secretaría de Mujeres, para un total de 80 talleres de inclusión digital en el uso de los nuevos medios de auto-publicación.

Todo indica que habrá trabajo para todos los Convergentes y para algunas personas más, (en la medida que todos estemos preparados para hacerlo). Por eso la enorme importancia que tienen los talleres de actualización y nivelación que empiezan mañana 30 de Febrero. Necesitamos asegurar el éxito de esta actualización y nivelación de los miembros del colectivo para disponen de un grupo sólido de nuevos talleristas que nos permitan garantizar la calidad, el crecimiento y desarrollo de las nuevas comunidades que se van a crear.

Si las cosas siguen como las tenemos planeadas, el segundo semestre será igual de activo o aún más. Y vienen cosas más grandes puesto que ya hay conversaciones con la Secretaría de Cultura Ciudadana para abrirnos a nuevas bibliotecas. La Bibioteca EPM quiere “meterse en el cuento” y hemos adelantado conversaciones para trabajar en la Casa de la Cultura del Carmen de Viboral y en una biblioteca rural del municipio de El Retiro. También nos han llamado de la Dirección de Fomento a la Calidad Educativa del Departamento que se muestra muy interesada en la posibilidad de crear nuevas comunidades en sus ciudadelas educativas y culturales (ciudadelas virtuales) que actualmente funcionan en 10 municipios… Tendremos para mucho rato porque no vamos a dejar caer el meritorio trabajo que han venido realizando las jóvenes de HiperBarrio-Ituango.

Como dice Álvaro Ramírez, espíritu impulsor del grupo, “es un momento decisivo para Hiperbarrio y especialmente para ConVerGentes, pues es ahora cuando se va a demostrar el verdadero potencial que tiene el grupo de jóvenes que ha venido trabajando y capacitándose con ahínco en estos casi 3 años de existencia”.

ConVerGentesDesde aquí felicitamos a los miembros de HiperBarrio y les deseamos toda la suerte en su nueva etapa como Corporación.

Vía | ConVerGentes
Imagen del grupo | Flickr de ConVerGentes