10 cuestiones a considerar antes de publicar una noticia

Media Helping Media es una central de recursos de capacitación para periodistas que realicen su labor en países en vías de transición política, afectados por conflictos o donde la libertad de expresión no es respetada. Recursos para profesionales que, como hemos comentado en otras ocasiones, pueden también servir de ayuda a los reporteros ciudadanos.

De entre esos recursos, traemos aquí un decálogo de cuestiones a considerar a la hora de decidir investigar una noticia para su publicación. Preguntas que el reportero puede hacerse a sí mismo para determinar la conveniencia de difundir una historia y, en caso afirmativo, hacerlo de la mejor manera posible.

Estas son esas 10 cuestiones:

  1. ¿Es una historia interesante?
    Este es quizá el criterio principal. Si no es interesante, ¿para qué contarlo? La noticia debe hacer que el lector desvíe su atención de otros asuntos para fijarse en ella y quiera después contársela a otros.
  2. ¿Conocías esa historia con anterioridad?
    La frescura y originalidad de la historia es otro factor a tener en cuenta. El que sea una noticia nueva, no tratada antes.
  3. ¿Existe alguien que no quiera ver publicado ese asunto?
    Si en la investigación sobre la historia o las entrevistas necesarias para la misma hay quien no desea ser entrevistado o no contesta a las preguntas, puede que alrededor de esa noticia existan miedos o cosas que ocultar.
  4. ¿A cuánta gente afectará la noticia?
    Por muy interesante que pueda parecernos una historia, no será noticia si sólo afecta a una persona. Cuanta más gente pueda sentirse cercana a la noticia o influida por ella, más interés despertará.
  5. ¿Es una historia difícil de contar?
    Cuanto más difícil nos resulte investigar y desarrollar la historia, más posibilidades existen de que se convierta en una gran noticia.
  6. ¿Es una historia con sentido?
    Historias que pueden atraernos por increíbles y excepcionales, alejadas de la realidad cotidiana, pueden estar también lejos de ser ciertas. Esto no quiere decir que no existan historias así, sino que hay que tener extremo cuidado en comprobar la veracidad de los hechos antes de publicar una noticia. A menudo las mejores noticias son sólo piezas que estaban perdidas en el puzzle de una historia más compleja, y contribuyen a dar más sentido a lo que ya se conocía con anterioridad.
  7. ¿Están otros investigando la misma noticia?
    Si es realmente una historia interesante y original, es posible que otros reporteros la estén siguiendo por su cuenta.
  8. ¿Generará la noticia otras historias relacionadas?
    Una noticia realmente buena tendrá al menos tres historias relacionadas, generadas a partir de ella. Si no nos anticipamos en su seguimiento, serán otros reporteros los que las publiquen.
  9. ¿Cambiará algo como resultado de la publicación de esa noticia?
    ¿Será algo diferente después de ser contada la historia? ¿Influirá positiva o negativamente en las vidas de otras personas? Si va a servir para mejorar algo, es una buena señal. Si va a perjudicar a mucha gente, quizá debamos pensarlo antes de publicarla.
  10. ¿Mantendremos la relación con nuestros contactos y fuentes una vez publicada la noticia?
    Una historia controvertida contada de manera correcta y respetuosa puede aportarnos respeto como reporteros. Esa misma historia contada de mala manera, irrespetuosamente, puede complicarnos el trabajo futuro. La clave está en que el hecho de contar la historia no afecte a la relación que mantenemos con nuestros contactos y fuentes.

Vía | Media Helping Media
Imagen | Flickr de Hugger Industries

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *