Normas editoriales para periodistas ciudadanos del Huffington Post

El Huffington Post ha ampliado su listado de normas editoriales para ayudar a los periodistas ciudadanos a informar con rigor informativo. Os las trasladamos más brevemente.

1 – SÓLO LOS HECHOS

Atenerse a informar de los hechos que observemos directamente – nunca inventar detalles o embellecerlos.

Una parte esencial de cada historia son las entrevistas realizadas por teléfono o en persona, para así verificar la información.

Al citar a las personas que entrevistamos, es esencial ser meticuloso y preservar sus declaraciones tal y como se expresaron, sin añadir nada.

2 – EVITAR RUMORES

Ser muy cuidadosos para evitar rumores en sus informes, no importa la confianza que tenga en sus fuentes. Si alguien le dice que el propietario se niega a encender la calefacción, por ejemplo, debe asegurarse de que no se repita esa información como si fuera un hecho. Tiene que hacer hincapié en que el entrevistado haga la declaración, ya sea a través de sus observaciones, o parafraseándole a través de una cita directa.

El periodista responsable intenta verificar esta afirmación hablando con la otra parte.

Abstenerse de repetir o citar los comentarios negativos que no son relevantes para la historia ( “Es feo y estúpido …”)

En el calor del momento, las personas son propensas a hacer todo tipo de acusaciones, así que, si alguien le da información negativa acerca de otra persona que implica la ilegalidad, no utilice sus observaciones, a menos que pueda verificarlas.

3 – OMITIR OPINIONES  IRRELEVANTES

Una vez más, ceñirse a los hechos. Aunque puede simpatizar con las personas que entrevista, no tome partido.

4 – PLAGIO Y DAR CRÉDITO

Nunca plagiar – es el sello distintivo de un periodista perezoso. Cite siempre la fuente del periódico, sitio Web, TV u otras fuentes de donde ha sacado la información.

5 – ORTOGRAFÍA Y GRAMÁTICA

Asegúrese de que tiene un corrector de ortografía y errores gramaticales. Las faltas de ortografía pueden marcar una gran diferencia.

6 – INTEGRIDAD DE LAS FOTOGRAFÍAS

Así como la redacción de una noticia exige integridad, lo mismo sucede con las fotos. Nunca modificar o editar una foto que pueda inducir a error o engañar al lector.

7 – IDENTIFICARSE SIEMPRE

No tergiverse la información ni a usted mismo. Antes de empezar a citar, debe decirle a su fuente que está informando para un medio en particular, en este caso, el Huffington Post. Trate siempre con respeto sus fuentes.

8 – DETERMINAR LAS FUENTES

Hacer el mayor esfuerzo posible para conseguir sus fuentes “on the record” – lo que significa que puede utilizar sus declaraciones. Pero si no quieren ser citadas, respete su derecho a no ser nombradas.

En circunstancias extremas – cuando la información es vital y la persona tiene un temor legítimo a ser nombrada – puede utilizar sus declaraciones y respetar su anonimato. Pero NECESITA establecer un acuerdo: “¿Puedo usar su cita sin nombrarle?”. “No le nombraré, pero puedo citarle?”. “Si no le cito, ¿cómo me refiero a usted?”

Existen varias definiciones de “off the record” y “on background”:

“Off the Record” en general, quiere indicar que la información se proporciona únicamente con fines informativos y no pretende ser citada entre comillas.

“On background” se utiliza, en general, para indicar que la información puede ser parafraseada, pero no como una cita textual y no debe atribuirse el nombre de la fuente.

Es de vital importancia llegar a un entendimiento con la fuente sobre la forma en la que quiere que sus observaciones sean utilizadas.

9 – CONTRASTAR SUS FUENTES

La última de estas normas vuelve a incidir en la importancia de “contrastar sus fuentes” y “verificar toda la información”.

Vía/ HuffingtonPost