Curso de videoperiodismo ciudadano e iniciación al documental

Entre los días 25 y 29 de agosto se desarrollará en Ruenes, Asturias, un curso de videoperiodismo e iniciación al documental impartido por Georgina Cisquella, directora del programa cultural de televisión española “Miradas 2” y Rafael Lobo, subdirector de “La 2 noticias”.

El curso busca ampliar las posibilidades informativas de colectivos o personas que teniendo un mensaje claro y unos objetivos sociales concretos desconocen las nuevas herramientas para difundirlos. Y en él se enseñará a crear un blog, un videoblog, y saber cómo hay que trabajar en ellos para que realmente sean eficaces a la hora de transmitir una información.

También pretende este curso explorar las posibilidades del periodismo participativo en las redes sociales y estudiar otras experiencias de periodismo ciudadano en el mundo para descubrir las diferentes posibilidades.

Así lo presentan sus organizadores:

El curso está dirigido a cualquier persona interesada en la utilización de la imagen y el video para difundir información a través de la red o circuitos alternativos. Estudiantes, ong`s, colectivos creativos y asociaciones ciudadanas, pueden conocer los nuevos lenguajes del llamado “periodismo ciudadano”. Para ello es importante explorar otras formas de comunicar ideas y sacar el máximo rendimiento de herramientas sencillas: teléfonos móviles, cámaras minidv, programas de edición básicos, y nuevos medios para difundirlos: blogs y videoblogs.

En el taller veremos una selección de historias, y realizaremos un pequeño documental sobre el terreno, en el pueblo donde se realizan las clases. A partir de la misma realidad exploraremos diversos formatos: videos cortos para una rápida difusión en la red y videos un poco mas extensos para mover en otro tipo de circuitos. Para realizar estos ejercicios prácticos, con rodajes y montajes sencillos, sería interesante que al menos una parte de alumnos dispusieran de cámaras mini-dv, fotográficas con video o móviles de calidad para el rodaje, y de un ordenador portátil para el montaje posterior.

Vía | IberArte