Iñaki Gabilondo: “En Internet, el llamado periodismo ciudadano es, por definición, ignoto”

El periodista Iñaki Gabilondo, tras más de 40 años de profesión, aprovechó la presentación de su libro, Verdades como puños (editorial Aguilar), para reflexionar sobre el mundo del periodismo.

A pesar de reconocer las bondades de internet y del periodismo ciudadano, en casos como el que se está viviendo en Irán, Gabilondo se declaró cada vez más “escéptico” y “cáustico” con el periodismo y también con la política, las dos únicas instituciones que se dedican al “suicidio de su propia actividad”.

Internet está aquí y ha venido para quedarse. Va a poner “patas arriba” el mundo de la comunicación, pero no desplazará a los sectores informativos tradicionales (prensa, radio o televisión) porque “los medios siempre han sido complementarios”.

Gabilondo alertó enérgicamente de los “peligros que entraña la Red”:

La información no viene avalada por nadie. Es la no identificación del mensajero. Internet ofrece mucha información pero también abre un camino a la insolvencia y la intoxicación.

En Internet, el llamado periodismo ciudadano es, por definición, ignoto. Nos habla un ser anónimo que no se sabe si está pagado o subvencionado. Y cuando no sé quién me está diciendo las cosas me pongo muy nervioso.

Desde P.C nos gustaría matizar que la información siempre deja un rastro que el periodista, blogger o periodista ciudadano deben aprender a seguir para contrastar la fuente de la que procede la información y encontrar a la persona que le habla.

En el fondo, esta labor de investigación es la misma que el periodista tradicional ha desempeñado siempre, lo único que ha cambiado son las fuentes de las que recibe esa información. Ahora el informador deber saber rastrear Twitter, Facebook, Youtube, Flickr, etc.

Otro de los grandes cambios que estamos viviendo afecta a la credibilidad de la información. Ahora la credibilidad se construye día a día y ha pasado a forma parte del ámbito personal del individuo que informa, sin importar si tiene una gran marca detrás que le respalde. Periodistas, bloggers o periodistas ciudadanos crean ahora su marca de credibilidad personal a través de las informaciones que transmiten.

Además, ahora la audiencia no es un mero receptor de información, sino que es activa y se convierte en vigilante de esas informaciones y si hay algo que no tolera la audiencia hoy en día, es que le mientan. Un informador que defrauda o miente, pierde inmediatamente el respaldo de sus lectores.

Gabilondo también criticó la cada vez más extendida tendencia a opinar en los medios “sin la previa necesidad de formación“. Según destaca El País, para Gabilondo, más que saber lo que tenemos que contar, lo que preocupa a las empresas es contar oyentes, lectores o espectadores. “Ahora no se debate sobre el contenido del periodismo sino sobre la industria y la tecnología del periodismo”, afirma.

Vía/ El País Foto: El País