Estándares de periodismo ciudadano en el Huffington Post.

El Huffington Post acaba de publicar 6 estándares para periodistas ciudadanos que destacan por su sencillez y por estar escritos en un lenguaje asequible y directo.

De estos 6 estándares, uno es genérico (corregir gramática y ortografía) y dos se refieren a necesidades editoriales concretas de este medio (extensión de los artículos y aceptación de modificaciones del editor). Sin embargo, los otros tres ofrecen un resumen interesante de las exigencias mínimas de verificación, cita y contraste para este medio:

– “Haz una investigación previa y enlaza a tus fuentes para respaldar la información.”  El Huffington Post recomienda cautela cuando no haya suficiente respaldo de una afirmación.  Asimismo indica que  “muchos enlaces mejoran un artículo y ayudan a los lectores a saber de dónde proviene tu información”.

– “Si citas a una persona que entrevistaste, asegúrate que dispones del respaldo necesario“.  Como mínimo respaldo, el Huffington Post indica que periodista ciudadano debe poder indicar “el nombre de la persona entrevistada, así como el tiempo y lugar de la entrevista”, si bien recomienda disponer de una transcripción o grabación.  Añade además que se debe hacer saber claramente al entrevistado que su respuesta será reproducida en el medio.  El Huffington Post insiste mucho en la importancia de desvelar, en el propio texto del artículo, cualquier relación personal o profesional del autor con el entrevistado. Por último, se afirma que “las citas anónimas son aceptables, pero aún así deberás tener información para verificarlas”.

– “Si realizas una afirmación factual negativa sobre una persona u organización, necesitas ponerte en contacto con ellos para que aporten sus comentarios“.  El Huffington Post indica que la excepción a este principio es cuando el aspecto negativo sea claramente una opinión personal del autor.  “Para obtener comentarios basta con enviar un email o realizar una llamada y permitir un tiempo suficiente de respuesta, que normalmente será de 24 horas”.  Si hay dificultades para entablar contacto, el equipo editoral del Huffington Post se ofrece para ayudar al periodista ciudadano en esta tarea, y también para decidir si se publica la historia sin el comentario. Como regla general, se concluye que “es mejor abstenerse que luego tener que lamentarse”.

Via: Huffington Post