Francis Pisani: La noción de la participación de los usuarios todavía es una mentira porque persiste el concepto de “todavía mando yo”

Francis Pisani: La noción de la participación de los usuarios todavía es una mentira porque persiste el concepto de “todavía mando yo”

francis-pisani-1.jpgComo ya os comentamos Kosmopolis reunió en Barcelona a Dan Gillmor y Francis Pisani para participar en la mesa “El medio eres tú”. Horas antes del encuentro, Pisani habló con 3cat24.cat sobre cómo ha cambiado el oficio de periodista con la irrupción de las nuevas tecnologías y la extensión social de la red. Pisani asegura que todavía queda mucho campo por inventar, especialmente en lo que conocemos como la participación ciudadana. Dado el interés de la entrevista, hemos optado por traducirla al completo, podéis ver la información original en catalán en: 3cat24.cat .

En dicha entrevista Pisani destaca dos diferencias entre el periodismo de hace cuatro décadas y el actual: “las nociones de acceso y de monopolio”. Antes lo primero cuando llegabas a un sitio era asegurarte de que podías enviar la información. “Hoy día cambia todo porque casi en cada habitación de hotel tienes acceso a internet y sino en el aeropuerto o en el tren”. “Otra de las cosas que han trastocado no sólo el periodismo sino la situación del periodista es la pérdida del monopolio del micrófono, de los instrumentos de difusión ya sea la imprenta, las antenas, etcétera.

Sobre la forma en la que los medios tradicionales han dado el salto a la red, Pisani afirma que “No lo han hecho suficientemente y se han demorado demasiado pero están haciendo muchos esfuerzos y hay cambios muy sustanciales”. “Una de las cosas más sencillas y más importantes, porque es la esencia de la web, es que cada vez aceptan hacer más enlaces a fuentes diferentes, de fuera. Y otra de las cosas más interesantes es que los medios ponen blogs y se está dando espacio a informaciones aportadas por los ciudadanos”.

Sobre las aportaciones de los blogs y la participación ciudadana, Pisani destaca: “Los blogs aportan básicamente tres cosas: un tono más personal, menos encartonado y menos formal; el amplio uso de los enlaces externos y además la contribución crítica y comentarios de los usuarios, de los lectores. Tanto los unos como los otros son básicos en lo que comentaba de la pérdida del monopolio. Nosotros venimos de un mundo de comunicación jerárquica, de un polo de difusión de uno hacia muchos, y ahora vivimos en un mundo de comunicación horizontal, de muchos hacia muchos”.

La noción de la participación de los usuarios todavía es una mentira porque persiste el concepto de “todavía mando yo”. “Los usuarios pueden decir lo que quieren, escuchar, contribuir y se pueden crear espacios de discusión y eso es un paso extraordinario adelante, pero “continúa siendo mi espacio”. Por eso se tienen que inventar espacios de participación y creación real. De hecho, hoy día ya hay casos interesantes que unen trabajo periodístico y la contribución de la gente pero una contribución realmente abierta. Un ejemplo, hay muchos más, es “Le Post”, un espacio donde la gente producen sus cosas y los profesionales pueden o no promoverlas dentro de la web y pueden o no o hacer averiguaciones al respecto”.

A cerca del uso de filtros Pisani defiende que “se puede confiar más en la comunidad de lectores de lo que parece porque ellos mismos señalan muy rápido lo que es y lo que no es aceptable. Me gusta el filtro profesional en el sentido de promover, de poner en primera página. De todas maneras, todo está en flujo, en decisión, no hay reglas pero creo que cuanto más abiertas mejor vamos”.

A la hora de considerar si un blog puede ser otra forma de monopolio, “creo que hay dos cosas a tener cuenta”, comenta. “Una es que la competencia está a la distancia de un clic y eso lo cambia todo. Además, si practicas enlaces puedes ser la puerta a tu propia competencia. Otra cosa es la diversidad y la concentración en la red. Tenemos que aprender a vivir en esta doble lógica y a navegar en este universo ambiguo que no es o monopolio o diversidad sino las dos cosas. Por lo tanto, más que de monopolio quizás hablaría de posiciones dominantes“.

Respecto a la convivencia entre periodistas profesionales y ciudadanos Pisani comenta: “No está claro y se tiene que inventar. No hay una regla y tienes militantes de una causa y de otra. Nos encontramos ante un nuevo espacio de definición con elementos que cambian y no sabemos el cómo pero lo importante es estar abierto a las nuevas formas. Lo que más me interesa a mí hoy día es lo que se llama flujos de vida que te permiten reunir muchas fuentes de información en un lugar a través de herramientas como twitter. Creo que de aquí a unos meses, pocos, empezaremos a ver nuevos modelos de cobertura de un acontecimiento en directo a través del microblogging. Hablo de una cobertura en fragmento y hecha por diversas personas, que pueden ser periodistas o no. Un directo colectivo en que pueden convivir artículos más de fondo elaborados por periodistas y aportaciones de lo que está pasando en cada momento por parte de otra gente, ya sea un hecho aislado, una frase que han dicho, etcétera”.

“Hay un problema real, no de exceso sino de gran cantidad de información, pero también tenemos herramientas de solución y tenemos que aprender a movernos en esta situación a través, por ejemplo, de flujos RSS, blogs u otras herramientas de flitrado. Pero yendo más allá, y es lo más complicado, creo que probablemente lo que tendremos que hacer es cuestionarnos la naturaleza de la información. No está claro que lo que los periodistas consideran noticia sea aquello que le interesa a la gente”.

Sobre si la web 2.0 o el periodismo ciudadano surgen de la desconfianza de la gente, Pisani argumenta: “estamos hablando de dos conceptos muy diferentes pero no, no creo que nazcan de la desconfianza. La postmodernidad se define como la desconfianza de las instituciones. Después de periodos históricos como el nazismo, los excesos del comunismo o las guerras. Creció el nivel de educación y mejoraron las prácticas democráticas y eso es lo que nombramos el tejido cultural histórico y social. Con la llegada de la red, especialmente la web 2.0, simplemente lo que ha cambiado es que nos permite aprovechar la arquitectura de participación”.

Pisani afirma que el periodismo tal como lo conocemos no desaparecerá. “¿Has dejado de hablar desde que sabes escribir? Hablo de ecosistema, no escribimos igual pero no hemos dejado de hacerlo ahora que tenemos una cultura visual mayor como tampoco hemos dejado de hablar. La única cosa que tendrá algún problema pero no para los nuevos medios sino por motivos ecológicos es el papel”.

Sobre la brecha digital Pisani explica: “Las tecnologías de la información son las que han penetrado más rápidamente en la historia de la humanidad. Por lo tanto, la cuestión del acceso es cada vez más irrelevante. Continúa habiendo una brecha digital, la cual se tendría que combatir con formación como deber social, cultural y político, pero ya hay otra resquicio más importante que es la calidad del acceso y todavía más importante la oportunidad de usar las herramientas para expresarse, crear y contribuir”.

Vía | 3cat24.cat (Entrevista en catalán)