Andrew Keen: “El periodista ciudadano puede verse tentado a crear él mismo la noticia”

Andrew Keen: “El periodista ciudadano puede verse tentado a crear él mismo la noticia”

Andrew KeenEl modelo de periodismo de blog lanzado por la empresaria estadounidense de origen griego Arianna Huffington -el ya famoso Huffpost- es criticado por el experto Andrew Keen en el último número de la revista británica de pensamiento político Prospect.

Según Keen, experto en Internet y autor del libro “El Culto del Aficionado”, el Huffington Post (Huffpost) es un ejemplo precoz de una empresa en la que los autores de los artículos aceptan trabajar gratis porque, más que el dinero, les interesa llamar la atención del público sobre sus personas.

La “economía de la atención” no es una actividad narcisista sino que sólo busca fomentar las ventas de productos, escribe Keen: “Los famosos escriben gratuitamente en ese portal de internet para promocionarse, para dar a conocer mejor su identidad personal, para conseguir contratos de libros o de conferencias o anunciar su próxima película o su empresa tecnológica”.

El problema, critica el experto, es que si a los ciudadanos puede parecerles en principio estupendo que les ofrezcan gratuitamente todos esos artículos de gente importante, a cambio pueden pagar un alto precio en materia de información fidedigna sobre los sucesos del mundo.

Añade que “con el declive de la prensa tradicional aumentará el peligro de que los hechos empíricos sean sustituidos progresivamente por meras opiniones y los periodistas que buscan noticias, por simples comentaristas de opiniones fijas”.

“Todo esto representa un peligro para la democracia representativa -señala Keen-, pues en una sociedad en la que nadie puede llegar a saber lo que ocurre con certeza, será difícil que pueda votar” a los políticos con pleno conocimiento de causa.

El experto de origen británico advierte asimismo de los peligros del llamado periodismo ciudadano, potenciado también por Arianna Huffington mediante una alianza con Jay Rosen, de la New York University, que se tradujo en la creación del proyecto OffTheBus para la cobertura de las pasadas elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Uno de los riesgos, señala, que se puso de manifiesto cuando se contrató a una fallida novelista para que cubriese la campaña del candidato demócrata Barack Obama, es que muchas veces ese periodista improvisado puede verse más tentado a crear él mismo la noticia que a informar objetiva y responsablemente de lo que sucede.

Vía | Noticiasdot.com

Deja un comentario

Tu email no será nunca revelado a terceros. Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*