Jorge Domínguez Larraín: “El Periodismo Ciudadano no le ha golpeado la puerta a nadie”

Jorge Domínguez Larraín: “El Periodismo Ciudadano no le ha golpeado la puerta a nadie”

Jorge Domínguez LarraínEn una entrevista publicada en El Repuertero, Jorge Domínguez Larraín, de la Red de Diarios Ciudadanos de Chile, reflexiona sobre el presente y futuro del periodismo y el papel de los nuevos medios y la ciudadanía en el mundo de la información.

Preguntado por la profesión periodística, opina que “el periodismo ha experimentado un fuerte cambio social gracias a las nuevas tecnologías y ha generado una reinvención en las reglas del juego de cómo hasta el momento han operado los oficios”. Y que, frente al panorama de los nuevos medios, el desafío de los periodistas “debiera ser enfrentarse a este nuevo mundo y ser valiosos en él”.

No cree que las enseñanzas universitarias en las carreras de periodismo vayan de la mano con los cambios que se están experimentando, y que la apuesta debiera ser “movilizar a los estudiantes para invitarlos a inmiscuirse en los nuevos medios y entender desde dentro los cambios que están ocurriendo entre la sociedad”.

Respecto de la prensa impresa, no piensa Domínguez que tenga un futuro muy auspicioso, por lo que asegura que hay que tomar en cuenta a los millones de personas que actualmente están conectadas a Internet.

“Ni los computadores ni el Periodismo Ciudadano le tocaron la puerta a alguien para irrumpir”, puntualiza. Y asegura que los periodistas tienen la oportunidad de expresarse libremente en los nuevos medios y que “el que se sube a ese mundo, lo hace en un rumbo imparable”.

En una reflexión extrapolable a otros países, señala que “Chile no puede vivir con portadas donde todo sea matanzas ni la anatomía de las modelos, aunque detrás de eso haya todo un criterio comercial; con ejercicios como el Periodismo Ciudadano ha quedado demostrado que el pueblo no es tonto”.

A lo que añade: “Un medio de comunicación debe hacerse responsable de lo que comunica porque crea realidad en la gente. Si titulamos todos los días con dramas, ese sentido de drama y negativismo será absorbido por la gente”.

Vía | El Repuertero