Israelí se disfraza de palestina y relata su experiencia en un blog

Israelí se disfraza de palestina y relata su experiencia en un blog

isrraeli-foto.gifLa israelí Liad Kantorowicz, de 30 años, activista política formada en estudios sobre Oriente Medio, decidió usarse a sí misma como cobaya de un experimento sociológico: durante un mes ella paseó por Tel Aviv disfrazada de palestina musulmana.

Su objetivo era verificar cuales serían las reacciones de los israelíes, habitantes de Tel Aviv, sobre una mujer palestina que estuviese circulando en diversos lugares de la ciudad normalmente, apenas frecuentados por los israelíes.

Liad, que relató su experiencia en el semanario Ha’ir, de Tel Aviv, dice que fue objeto de varias reacciones hostiles y que le sorprendió la intolerancia que encontró en la ciudad en la que vive.

Durante un mes, Liad salió de casa todos los días con la cabeza cubierta por el hijab – un pañuelo que cubre los cabellos y el cuello, usado frecuentemente por palestinas musulmanas –.

“Mi plan era continuar viviendo mi vida normal y frecuentar los mismos lugares que acostumbro a frecuentar, pero usando el hijab y registrar las reacciones de las personas”, dijo Liad a la BBC Brasil”. “También quería intentar sentir lo que siente una mujer palestina que circula en Tel Aviv”.

Liad imaginaba que se iba a enfrentar a manifestaciones de racismo, pero ella cuenta que se quedó sorprendida con la intensidad de las reacciones negativas. Durante la experiencia, circuló por las calles de la ciudad, fue al banco, al supermercado, almorzó en restaurantes y frecuentó bares y clubs nocturnos. Hasta llegó a publicar un anuncio en internet, ofreciendo un cuarto de alquiler y recibió inquilinas potenciales en su apartamento, siempre vistiendo la hijab.

Según relata una de las cosas más difíciles para ella era andar por la calle. “Sentía que todas las miradas se concentraban en mí, y había muchas miradas hostiles”. En algunas ocasiones cuenta que llegó a sufrir violencia física.

De acuerdo con Liad, el momento más doloroso de la experiencia ocurrió en una discoteca gay. “Se podía cortar el aire de la tensión, todas las miradas se volvieron hacia mi cuando entré en la discoteca, que supuestamente debe ser un lugar de tolerancia”.

Dos hombres jóvenes llegaron a agredirla verbalmente, gritando: “¿Cómo usted osa usar el símbolo del Islam en este lugar impuro?”.

Según ella, eran dos gays palestinos, que se hacían pasar por israelíes, que casi la agredieron físicamente. “Yo los llevé afuera y expliqué el objetivo de mi experiencia. Uno de ellos empezó a llorar, cuando al final comprendió la contradicción en que vivía”.

A pesar de los momentos difíciles, Liad no se arrepiente de la experiencia. “Fue fascinante, dice, “con el hijab y las ropas que vestí, estaba cubierta de la cabeza a los pies, pero me sentí más expuesta que nunca a todo tipo de violencia”. “La experiencia me hizo percibir todo lo que no sé de las mujeres palestinas”, afirmó la joven.

“Intenté crear un personaje imaginario, pero no puedo saber realmente como se siente una mujer palestina”.
Vía | bbc.co.uk (Noticia en portugués)

2 Comentarios

  1. Publicado el 25 de marzo de 2008 a las 11:15 | Enlace permanente

    Liad, eres una buena periodista queriendo entrar dentro de la mente de otra persona que solo tiene en común contigo, el mismo miedo a ser agredida. El episodio de dos gays metiéndose contigo muestra que hasta los discriminados discriminan. Buen trabajo and Good Luck from now on.

  2. Publicado el 25 de marzo de 2008 a las 12:15 | Enlace permanente

    Liad, eres una buena periodista queriendo entrar dentro de la mente de otra persona que solo tiene en común contigo, el mismo miedo a ser agredida. El episodio de dos gays metiéndose contigo muestra que hasta los discriminados discriminan. Buen trabajo and Good Luck from now on.