La Alianza Española contra la Pobreza reclama a la clase política que atienda el llamamiento de la ciudadanía

La Alianza Española contra la Pobreza reclama a la clase política que atienda el llamamiento de la ciudadanía

rebelate-contra-pobreza.jpgLa Alianza Española contra la Pobreza ha convocado a toda la ciudadanía para exigir un compromiso firme de los y las representantes políticos en la lucha contra la pobreza.

“Somos la primera generación capaz de erradicar la pobreza y tenemos que aprovechar esta oportunidad”, y con esta intención han puesto a partir de hoy y hasta el 21 de octubre una Semana de movilizaciones contra la pobreza 2007.

El suizo Jean Ziegler relator especial de Naciones Unidas para el Derecho a la Alimentación quien presentará próximamente su informe provisional sobre ese derecho en la Asamblea General de la ONU, “el hambre continúa expandiéndose año a año, cada día mueren 24.000 personas de hambre y por causas relacionadas con la desnutrición son 100.000, lo que da un total de 35 millones de muertes al año“. (“El hambre en el mundo explicada a mi hijo”, es uno dus libros sobre el tema).

“Las 255 fortunas privadas más importantes del mundo suman, en conjunto, un billón de dólares, que equivale a la renta anual acumulada de los 2,5 millones de personas más pobres del planeta, es decir, el 40% de la población mundial“.

deuda-externa.jpgLa Alianza exige, ante la cercanía de la campaña electoral, que la lucha contra la pobreza forme parte de la agenda política y de sus programas electorales, ya que se trata de una cuestión que preocupa realmente a la ciudadanía, tal y como está demostrando con su firme compromiso en todas las movilizaciones convocadas hasta el momento y en la solidaridad que demuestra sistemáticamente en momentos de crisis humanitarias. Movilizaciones y solidaridad que han contribuido decisivamente a ciertos avances que, sin embargo, resultan aún insuficientes.

Esta semana también coincide con La Semana de Acción Global contra la Deuda Externa, para entre otras cosas dejar de utilizar la deuda y la cooperación al desarrollo como medios para lograr acuerdos comerciales injustos y detener la promoción de proyectos destructivos del medio ambiente en esos paises.

Vía | rebelion.org, rebelatecontralapobreza.org