El Universal de Méjico continua su apuesta por el periodismo ciudadano

El Universal de Méjico continua su apuesta por el periodismo ciudadano
eluniversal.jpgPeriodismo ciudadano. Así llaman en Estados Unidos a la nueva fórmula que algunos medios de comunicación están poniendo en marcha para cambiar la tradicional y fría relación entre la prensa y sus lectores, por otra más interactiva en la que el público tiene mucho que decir.

Es la respuesta de los periódicos a sus preocupaciones más acuciantes: han perdido lectores de entre 18 y 34 años a la misma velocidad que pierden credibilidad ante la audiencia, además de competir con el auge de los cada vez más numerosos blogs .

Hace sólo unos pocos años, News & Record (www.news-record.com ), es uno de los pioneros de esta plaza pública virtual.

“Creemos que facilitar el diálogo con los lectores es parte de nuestra misión periodística, porque ellos saben muchas cosas a las que nosotros no tenemos acceso y juntos podemos hacer un producto mejor”, explica a EL UNIVERSAL Ann Morris, subdirectora del diario.

gente.jpgPara eso, para darle voz a los ciudadanos, publicar sus versiones de los artículos con los que difieren y ofrecerles la posibilidad de convertirse en reporteros, al menos en la versión online , News & Record ha diseñado un menú que va más allá de las típicas cartas al director o las preguntas en la página web . Desde hace un año el público “colabora” con la sección “Tus Noticias”, donde los lectores envían artículos sobre temas que les parecen interesantes, con los blogs de miembros de la plantilla y de políticos relacionados con Greensboro, con las llamadas “contribuciones de la comunidad” sobre asuntos locales o la “red de lectores”, donde dejan sus comentarios y consejos sobre las noticias del día.

“No sabemos exactamente a dónde nos conducirá todo esto. Lo que sí sabemos es que los periódicos deben ofrecer un gran servicio a la comunidad, hacerla más fuerte. Ese es nuestro rol”, añade Morris. “Estamos experimentando con lo que llamamos periodismo ciudadano y hemos comprobado ya que las nuevas secciones cada vez son más populares”. Los lectores son una excelente fuente de noticias.

Junto a la fórmula de News & Record están apareciendo otras como la de Backfence.com, en Virginia, donde los reporteros son los ciudadanos. Hasta Los Angeles Times , abrió recientemente su página editorial para que los internautas pudieran incluir sus opiniones. Pero el experimento no salió muy bien. De momento.
Vía | eluniversal.com.mx, periodismoglobal.blogspot.com

3 Comentarios

  1. Jorge Tapia Ramírez
    Publicado el 01 de noviembre de 2009 a las 7:27 | Enlace permanente

    Me complace que esta corriente denominada “periodismo ciudadano” se integre al mundo de la información con un carácter bidireccional. Y haciéndome eco de ese carácter, no puedo reprimir mi disgusto por el uso inapropiado y desdeñoso de la palabra México con “j” y no con “x”, como ya ha sido establecido en todos los foros, incluyendo la RAE. Y lo condidero desdeñoso porque hace caso omiso de una normalización perfectamente establecida con apego al habla del pueblo mexicano. Y es que, precisamente tal normalización tiene que ver con el uso de los habitantes de este país de la América Latina septentrional, precisamente el más poblado de habla hispana (con más de 100 millones de hablantes potenciales y efectivos). Se dice que la norma la dicta el habla y ésta a su vez se deriva de la práctica cotidiana del lenguaje. Añadiría además razones de tipo histórico que tienen que ver con el uso de la “X”. Uno, el sonido de la “X” en el español mexicano tiene al menos cuatro posibilidades fonéticas provenientes de las lenguas prehispánicas como el náhuatl: sh inglesa (como los toponímicos Xotepingo, Xotipeteco Ixtaccíhuatl), cs castellana (como Ixtapa, Uxmal o Ixtepec), j castellana (vgr. Oaxaca, oaxaqueño), s española (Xochimilco, xochimilca, Xochitepec). De hecho, el término “México” proviene del náhuatl Meztli-Xitli, y su gentilicio era “mexica” (con la fonética de la sh inglesa). Otro argumento tiene que ver con el rastro del español antiguo que recogía el vocablo México tal y como lo usan los mexicanos. Así que si se va a implantar un periodismo de doble vía en México, lo menos q

  2. Jorge Tapia Ramírez
    Publicado el 01 de noviembre de 2009 a las 7:27 | Enlace permanente

    Me complace que esta corriente denominada “periodismo ciudadano” se integre al mundo de la información con un carácter bidireccional. Y haciéndome eco de ese carácter, no puedo reprimir mi disgusto por el uso inapropiado y desdeñoso de la palabra México con “j” y no con “x”, como ya ha sido establecido en todos los foros, incluyendo la RAE. Y lo condidero desdeñoso porque hace caso omiso de una normalización perfectamente establecida con apego al habla del pueblo mexicano. Y es que, precisamente tal normalización tiene que ver con el uso de los habitantes de este país de la América Latina septentrional, precisamente el más poblado de habla hispana (con más de 100 millones de hablantes potenciales y efectivos). Se dice que la norma la dicta el habla y ésta a su vez se deriva de la práctica cotidiana del lenguaje. Añadiría además razones de tipo histórico que tienen que ver con el uso de la “X”. Uno, el sonido de la “X” en el español mexicano tiene al menos cuatro posibilidades fonéticas provenientes de las lenguas prehispánicas como el náhuatl: sh inglesa (como los toponímicos Xotepingo, Xotipeteco Ixtaccíhuatl), cs castellana (como Ixtapa, Uxmal o Ixtepec), j castellana (vgr. Oaxaca, oaxaqueño), s española (Xochimilco, xochimilca, Xochitepec). De hecho, el término “México” proviene del náhuatl Meztli-Xitli, y su gentilicio era “mexica” (con la fonética de la sh inglesa). Otro argumento tiene que ver con el rastro del español antiguo que recogía el vocablo México tal y como lo usan los mexicanos. Así que si se va a implantar un periodismo de doble vía en México, lo menos q

  3. Jorge Tapia Ramírez
    Publicado el 01 de noviembre de 2009 a las 9:27 | Enlace permanente

    Me complace que esta corriente denominada “periodismo ciudadano” se integre al mundo de la información con un carácter bidireccional. Y haciéndome eco de ese carácter, no puedo reprimir mi disgusto por el uso inapropiado y desdeñoso de la palabra México con “j” y no con “x”, como ya ha sido establecido en todos los foros, incluyendo la RAE. Y lo condidero desdeñoso porque hace caso omiso de una normalización perfectamente establecida con apego al habla del pueblo mexicano. Y es que, precisamente tal normalización tiene que ver con el uso de los habitantes de este país de la América Latina septentrional, precisamente el más poblado de habla hispana (con más de 100 millones de hablantes potenciales y efectivos). Se dice que la norma la dicta el habla y ésta a su vez se deriva de la práctica cotidiana del lenguaje. Añadiría además razones de tipo histórico que tienen que ver con el uso de la “X”. Uno, el sonido de la “X” en el español mexicano tiene al menos cuatro posibilidades fonéticas provenientes de las lenguas prehispánicas como el náhuatl: sh inglesa (como los toponímicos Xotepingo, Xotipeteco Ixtaccíhuatl), cs castellana (como Ixtapa, Uxmal o Ixtepec), j castellana (vgr. Oaxaca, oaxaqueño), s española (Xochimilco, xochimilca, Xochitepec). De hecho, el término “México” proviene del náhuatl Meztli-Xitli, y su gentilicio era “mexica” (con la fonética de la sh inglesa). Otro argumento tiene que ver con el rastro del español antiguo que recogía el vocablo México tal y como lo usan los mexicanos. Así que si se va a implantar un periodismo de doble vía en México, lo menos q