El periodismo ciudadano se consolida con la cobertura de la matanza de Virginia

El periodismo ciudadano se consolida con la cobertura de la matanza de Virginia

cho.jpgLos blogs, los mensajes instantáneos de los móviles y los sitios de comunicaciones sociales, como MySpace, han permitido a los ciudadanos de a pie desempeñar un papel clave en la difusión rápida de información sobre la matanza de Virginia. El fenómeno, conocido como «periodismo ciudadano», permitió que los trágicos acontecimientos del lunes se retransmitiesen con una inmediatez y un dramatismo que los medios tradicionales simplemente no han sido capaces de igualar. Robin Hamman, responsable del departamento de blogs de la BBC en Londres y autor de la bitácora «cybersoc.blogs.com», fue uno de los que acudió a la web para encontrar los primeros relatos de la tragedia de Virginia.

Actualmente en la página en español de BBC ya se ha abierto un debate sobre ¿Cual será la repercusión a largo plazo de la tragedia de Virginia?

Fue así como dio con «LiveJournal.com», un sitio en el que aparecía un mensaje de «Paul», cuya novia resultó herida en el tiroteo que se ha cobrado la vida de 33 personas. El relato de «Paul» describía escenas de horror, la valentía de «Kate, y cómo ella y otra estudiante habían colocado pupitres contra la puerta para evitar que el agresor entrase en el aula.

La policía identificó el martes a Cho Seung-Hui, un estudiante coreano de 23 años, como el presunto autor de la masacre. La BBC incluyó ese mensaje en sus reportajes en antena, algo que más tarde haría también la cadena de televisión estadounidense ABC. Horas después de que Hamman visitase «LiveJournal.com», varios medios habían depositado mensajes en el sitio rogándole a «Paul que se pusiese en contacto con ellos.

Jamal Albarghouti es otro «periodista accidental» procedente de Oriente Medio que se ha hecho famoso esta semana, tras grabar el lunes con su móvil escenas del campus de Virginia en las que se oían disparos y donde se podía ver a la policía dirigiéndose al Norris Hall de la Facultad de Ingeniería, donde se registró el mayor número de víctimas.

Las escenas de Albarghouti fueron repetidas una y otra vez por la cadena de televisión CNN.

La página web del canal de televisión financiero MSNBC incorporó, por su parte, mensajes de texto de Laura Anne Spaventa, una estudiante de 20 años de la Universidad de Virginia que había enviado mensajes de texto instantáneos a su hermano.

Igualmente importante en la cobertura de la tragedia ha sido Facebook, adonde acudieron los estudiantes de la Universidad poco después del primer tiroteo para comunicarse con sus amigos y familiares y debatir por qué las autoridades universitarias no habían actuado con mayor celeridad.
Facebook, un sitio creado en 2004 por un estudiante de Harvard, tiene más de 20 millones de usuarios en todo el mundo y es uno de los diez sitios virtuales más visitados.
El fenómeno marca lo que algunos han bautizado como «la madurez de los medios digitales», un fenómeno que, según los expertos, está llamado a desempeñar una función cada vez más importante. «Los últimos días apuntan hacia un futuro en el que es probable que las audiencias comprueben primero los blogs y otras formas de medios participativos para obtener un relato de primera mano de historias que se están desarrollando», asegura Hamman en su iblog.

Según el periodista de la BBC, los medios tradicionales todavía tienen la misión de confirmar esas historias, ofrecer datos comprobados y recolectar comentarios de fuentes creíbles.

«Los medios tradicionales también deberían desempeñar un papel a la hora de recopilar, destacar y compartir los vínculos del material que ya aparece en internet, y que es obra de profesionales y no profesionales», insiste Hamman.

Pese a la importante labor informativa que los ciudadanos de a pie han desempeñado en la tragedia de Virginia, ésta no es la primera vez que algo así ocurre.

El ataque al metro de Londres en julio de 2005 y el golpe militar en Tailandia a finales del año pasado son otros dos ejemplos en los que los ciudadanos se convirtieron en periodistas con la ayuda de los últimos avances tecnológicos.
Vía | ice.es

Deja un comentario

Tu email no será nunca revelado a terceros. Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*