Escritura en blog con estilo

Escritura en blog con estilo

Una de las mayores preocupaciones a la hora de “bloguear” es cómo hacerlo, cómo escribir para este medio y sus lectores. En Google Blogoscoped aportan diez puntos, muy relacionados con principios del periodismo, que ayudarán a todo incipiente periodista ciudadano a escribir.

Google Blogoscoped

10 puntos de escritura correcta en blog:

  1. Usa titulares descriptivos.
  2. Escribe siguiendo la estructura de “pirámide invertida”, es decir, lo más importante al principio y lo accesorio al final.
  3. El primer enlace es en el que más gente pincha por lo que tendría que ser el más importante del “post”. Tampoco conviene poner demasiados y muy cerca.
  4. En los posts largos, reintroduce las ideas importantes, con ladillos o contextualizando.
  5. Usa listas, imágenes, tablas, subtítulos y demás ayudas tipográficas para que se pueda tener una idea “de un vistazo”.
  6. Evita palabras específicas, jergas profesionales o lenguaje críptico. Para llegar a una audiencia amplia hay que utilizar palabras que todo el mundo conozca.
  7. Acredita tus fuentes. Menciona de dónde lo sacaste y enlázalo.
  8. Señala cambios y actualizaciones.
  9. Cuida la ortografía, relee lo escrito antes de publicarlo.
  10. Todas estas reglas tienes sus excepciones. El hecho concreto marcará cuándo conviene saltarse alguna de ellas.

Vía | Google Blogoscoped

2 Comentarios

  1. Publicado el 18 de octubre de 2006 a las 19:22 | Enlace permanente

    Estando de acuerdo con este decálogo también estoy de acuerdo con no cumplirlo, UN blog es algo tan personal que se puede cometer el pecado de tener ideas propias y no dejarse llevar por la ola de la “web 2.0” y del estilo NIelsen.
    Yo prefiero estar equivocado y ser yo que estar en lo cierto y no ser nadie, al menos en cuestiones de diseño y forma.

  2. Publicado el 18 de octubre de 2006 a las 21:22 | Enlace permanente

    Estando de acuerdo con este decálogo también estoy de acuerdo con no cumplirlo, UN blog es algo tan personal que se puede cometer el pecado de tener ideas propias y no dejarse llevar por la ola de la “web 2.0” y del estilo NIelsen.
    Yo prefiero estar equivocado y ser yo que estar en lo cierto y no ser nadie, al menos en cuestiones de diseño y forma.